*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO,-  Ingerir suficiente cantidad de calcio y vitamina D recomienda el Instituto Mayo Clinic además de realizar actividad física puede ayudar a contrarrestar los signos de la menopausia así como la osteoporosis. Así como una visita al médico para valorar el tipo de alimentación.

     En un comunicado, la institución indicó que el cuerpo produce de forma regular nuevo hueso y descompone el viejo, por lo que cuando uno es joven, el cuerpo produce nuevo hueso más rápido de lo que descompone el viejo y por eso aumenta la masa ósea.

    La mayoría de personas alcanza la máxima masa ósea entre los 25 y los 35 años, por lo que mientras mayor sea la masa ósea, más hueso tendrá el cuerpo para sustentar la salud ósea durante el resto de la vida.

    Sin embargo, el riesgo de osteoporosis aumenta con la edad porque, a medida que uno envejece, se pierde hueso con mayor rapidez de la que el cuerpo puede producirlo.

    La enfermedad se presenta cuando la producción corporal de nuevo hueso ya no puede seguir el ritmo de la descomposición del hueso viejo, entonces los huesos, se debilitan y pueden quebrarse con facilidad.

    Es por ello, que la menopausia aumenta el riesgo de osteoporosis porque durante los primeros cinco años posteriores a la menopausia, las mujeres tienden a perder densidad ósea rápido.

    Ante esta situación, especialistas del Instituto Mayo Clinic piden que las mujeres realicen ejercicio como caminar, trotar o correr de forma regular para que puedan ayudar a lentificar la pérdida ósea.

    También sugieren que obtengan suficiente calcio y vitamina D a través de la alimentación, para que ayuden a la salud de los huesos.

    Las fuentes buenas de calcio incluyen productos lácteos con bajo contenido de grasa, hortalizas de hoja color verde oscuro, sardinas con hueso enlatadas, salmón enlatado y productos de soya; en caso de no obtener suficiente calcio en la alimentación, el médico puede recomendarle un suplemento.

    A su vez, la vitamina D se puede obtener de la luz solar; no obstante, el médico puede hacer un examen de sangre para determinar su nivel de vitamina D y si está muy bajo, se puede recetar suplemento.

    Además, es fundamental realizar un examen de la densidad ósea para revisar la salud de los huesos, ya que éste mide cuántos gramos de calcio y otros minerales óseos están presentes en un segmento de hueso.

    Cuanto mayor sea el contenido mineral óseo, más densidad habrá en los huesos; y mientras mayor densidad tengan los huesos, más fuertes serán en general y menos proclives a fracturarse.

    En las mujeres que nunca se han fracturado un hueso y tampoco tienen otros factores de riesgo para osteoporosis, el examen de la densidad ósea para detectarla se recomienda hacer a los 65 años.

    r3