El mal uso de antibióticos y narcóticos en pacientes - Digitall Post : Digitall Post
DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    ESTADOS UNIDOS,-  Sugiere una encuesta a médicos de Estados Unidos que a menudo a los pacientes se les recetan antibióticos y narcóticos cuando no son la mejor opción y hasta puede provocar más daños que beneficios. Los profesionales tuvieron que identificar terapias de uso rutinario a pesar de las guías que las desaconsejan y que no ayudan a los pacientes.

    La lista la encabezaron los antibióticos. El 27 por ciento de los médicos identificó su uso como un problema común. Los narcóticos y los opioides para tratar el dolor crónico fueron otros dos tratamientos de valor limitado, de acuerdo con el 7,3 por ciento de los profesionales.

    “Tenemos que empezar a concentrarnos en la atención de calidad”, dijo el autor principal, doctor Amir Qaseem, vicepresidente de políticas clínicas y titular del grupo de trabajo en atención de alto valor del Colegio Estadounidense de Médicos.

    No se trata sólo de dinero. “El valor de una intervención lo determinan los beneficios, los riesgos y los costos juntos”, precisó Qaseem.

    Los resultados surgen de una encuesta online en la que participaron 1.582 médicos, que identificaron los dos tratamientos más indicados a los pacientes y con menos chances de alcanzar alto valor.

    El 8,6 por ciento identificó la sobreutilización de prácticas médicas agresivas en pacientes con poca expectativa de vida, lo que la ubicó en el segundo lugar, después de la indicación excesiva de antibióticos.

    Esas prácticas incluyen, principalmente, el soporte vital en el final de la vida, como la intubación y la reanimación; los tratamientos para prevenir las complicaciones en el largo plazo, como la diálisis o los procedimientos cardíacos invasivos, y laquimioterapia para los pacientes con cánceres avanzados.

    El 5 por ciento de los médicos también identificó la sobreutilización de suplementos dietarios, incluida la vitamina D, la niacina, el aceite de pescado, el calcio, las multivitaminas y el ácido fólico.

    Apenas un 5 por ciento de los médicos también mencionó la sobreutilización de estatinas y otros fármacos para reducir el colesterol en los adultos mayores o para prevenir enfermedades.

    Otras intervenciones de bajo valor citadas en la encuesta fueron los procedimientos cardíacos invasivos, las terapias para la diabetes distintas a la metformina, el uso excesivo de los bifosfonatos para tratar la osteoporosis y el mal control de la presión. Una limitación del estudio es el diseño transversal y el uso de datos de una encuesta, lo que, para los autores, impide evaluar la exactitud de los resultados.

    Aun así, los datos sugieren que los residentes de medicina general conocen las guías clínicas y están familiarizados con el concepto de evitar la atención de bajo valor, según opinó el doctor David Levine, del Hospital de Brigham y las Mujeres, y de la Facultad de Medicina de Boston, y que no participó del estudio.

    reuters/healths/r3