*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO,-  Los especialistas aconsejan prudencia a la hora de comer, en especial, durante la temporada de fiestas decembrinas cuando una persona es susceptible de aumentar de peso de 2 a 3 kilos debido a la modificación de hábitos alimenticios y la ingesta de grasas saturadas, embutidos y harinas.

    Se dice que la temporada navideña es para celebrar, compartir, reflexionar y por supuesto, también para comer. Vianney Montero, nutrióloga  enfatiza que al cambiar los hábitos alimenticios, se acumula grasa corporal y se tiende a subir de peso a causa de una mayor ingesta de alcohol, grasas y carbohidratos.

    Por ello se debe tener cuidado porque eliminar el peso extra resulta difícil de eliminar, se puede comer de todo pero con prudencia.

    Por ejemplo el bacalao es fuente de proteínas, alimento balanceado pero se usa mucho aceite en su preparación. El pavo de iguales características, el exceso de calorías se halla en la salsa y el relleno. El mole con el que se aderezan los romeritos, las especias puede provocar trastornos digestivos, recomendable no excederse.

    El nutriólogo del hospital “Dr. Juan Graham Casasús”,  -Jalisco- Jesús Castañeda Vázquez, les pidió evitar el consumo de productos enlatados y refrescos embotellados, así como checarse continuamente el nivel de glucosa y presión arterial.

    Asimismo, seguir las indicaciones que les proporcione su médico en la consulta nutricional, al destacar que comer en exceso alimentos ricos en grasas y azucares, además de consumir alcohol y tabaco, provocan un aumento de peso, de entre 500 gramos a cuatro kilos en promedio, por lo que hizo la siguiente recomendación:

    Para el área médica, dijo, esta época en particular es de preocupación, pues las principales causas de consulta médica son por desequilibrio metabólico, es decir exceso de consumo de alimentos con alto contenido calórico superando lo que el cuerpo puede procesar.

    Esta situación afecta principalmente a pacientes con diabetes, cuya población representa el 5%, y el 6.5 por ciento que es la población hipertensa, en un universo de 1 millón de derechohabientes.

    r3