*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    LONDRES,-  Un estudio publicado en la revista Neurology describe que investigadores escoceses examinaron el volumen cerebral de cientos de adultos mayores durante tres años, descubrieron que las personas que siguieron los hábitos alimenticios comunes en los países mediterráneos -muchas frutas, verduras, aceite de oliva y frijoles- conservaron más volumen cerebral en comparación con los que no lo hicieron, informa Daily Mail.

    “La investigación para mostrar los efectos protectores de la dieta mediterránea en el deterioro mental cognitivo, la demencia y la enfermedad de Alzheimer ha dado resultados“, dijo la líder del estudio, Michelle Luciano.

    El nuevo estudio sugiere que la dieta también podría preservar el volumen cerebral, dijo Luciano, de la Universidad de Edimburgo.

    Por su parte Los Angeles Times detalla que la dieta mediterránea consiste en comer frutas, verduras, aceite de oliva en lugar de mantequilla, frijoles y granos de cereales, como el trigo y el arroz. Se incluyen cantidades moderadas de pescado, lácteos y vino, mientras que la ingesta de carne roja y la carne de aves es limitada.

    Los expertos saben que con la edad, el cerebro se encoge y sus células mueren. Esto puede afectar el aprendizaje y la memoria, dijo Luciano.

    “En nuestro estudio, la edad tuvo el mayor efecto sobre la pérdida de volumen cerebral”, observó Luciano. Sin embargo, “el efecto de la dieta mediterránea fue que el cerebro sólo perdió la mitad de su tamaño debido al envejecimiento normal”, dijo.

    Luciano dijo que no encontró asociación de la ingesta de pescado o carne en la preservación del volumen cerebral; eso sugiere que pueden ser otros componentes o la dieta mediterránea en general lo que proporciona el beneficio. La combinación de estos alimentos puede proteger contra factores como la inflamación y las enfermedades vasculares, que pueden causar encogimiento del cerebro, añadió.

    Heather Snyder, directora de operaciones médicas y científicas para la Asociación de Alzheimer, dijo que el nuevo estudio “está confirmando lo que hemos visto antes”. Snyder no estuvo involucrada en la investigación. Además, los autores del estudio reconocieron que se necesitan estudios más amplios para confirmar el vínculo.

    La BBC informa que para llevar a cabo el estudio, el grupo de Luciano recopiló información dietética de casi 1.000 escoceses, de alrededor de 70 años de edad y sin síntomas de demencia. A más de la mitad se les realizó una tomografía computarizada cerebral.

    Las exploraciones midieron el volumen general, la materia gris y el grosor de la corteza, la capa externa del cerebro. Tres años más tarde, 401 participantes del estudio regresaron para otra medición.

    Incluso después de explicar otros factores que podrían afectar el volumen cerebral – como el nivel de educación, la diabetes, la presión arterial alta o la edad – las mejores mediciones cerebrales se asociaron con una dieta al estilo mediterráneo, confirmaron los autores del estudio.

    Esta investigación, junto con otros estudios, sugieren que esta dieta afecta el pensamiento y la salud del cerebro, añadió Snyder. Además de una dieta saludable, la evidencia sugiere que la actividad física regular, el aprendizaje a lo largo de toda la vida y controlar enfermedades como la diabetes y la hipertensión, también pueden reducir el riesgo de sufrir una enfermedad mental.
    r3