*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    LONDRES, INGLATERRA.- La revista Nature, una de las más respetadas dentro del medio científico, ha dado a conocer la lista de los diez investigadores más destacado en 2016. Todos ellos, de una u otra forma han jugado un papel importante en los eventos científicos más importantes con potencial de producir cambios a escala global.

    Por tal motivo y para reconocer la labor realizada, ha dedicado un número especial, dedicado a la mejor ciencia del año.

    Guillem Anglada-Escudé:  El astrónomo catalán Guillem Anglada-Escudé, astrónomo en la Queen Mary University of London, ha sido elegido por haber descubierto un planeta de aproximadamente el tamaño de la Tierra orbitando en Proxima Centauri, la estrella más cercana al Sol a solo 4, 2 años luz de distancia.

    Gabriela González: Espía gravitacional. El descubrimiento de las ondas gravitacionales ha sido una de las mayores historias científicas de 2016 y la física argentina Gabriela González es una figura central en ese esfuerzo.

    Hace algo más de un año, esta investigadora de la Universidad Estatal de Luisiana (EEUU) y portavoz de portavoz del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO) luchaba por contener el mayor secreto de su vida: dos detectores gigantes del observatorio LIGO en EEUU habían detectado ondas gravitacionales, ondulaciones en el tejido del espacio-tiempo.

    El descubrimiento confirmaba una predicción de la teoría de la relatividad de Einstein y abría una nueva vía para investigar el universo. Fue trabajo de González ayudar a liderar a más de 1.000 científicos en sus cuidadosos esfuerzos para verificar el descubrimiento antes de anunciarlo al público.

    Demis Hassabis: Innovador en inteligencia artificial. El experto británico en inteligencia artificial Demis Hassabis logró este año que su programa Alpha Go, creado por su compañía DeepMind, derrotara a un jugador profesional de Go por primera vez. Este antiguo juego oriental de estrategia está considerado como un gran reto para la inteligencia artificial, debido a la complejidad de planear las posiciones y los movimientos en el tablero.

    Celina Turchi: Detective del zika. La investigadora brasileña Celina Turchi, experta en enfermedades infecciosas en la Fundación Oswaldo Cruz, ha ganado su puesto en lista de Nature por su papel al establecer la conexión entre las infecciones ocasionadas por el virus del Zika y la microcefalia, en la que los bebés nacen con cabezas y cerebros anormalmente pequeños.

    John Zhang: Rebelde de las técnicas de fertilidad. El especialista en fertilidad John Zhang se ganó críticas y felicitaciones al anunciar que había utilizado una técnica de reemplazo mitocondrial que mezclaba ADN de tres personas para producir un niño sano que no adquiriera la enfermedad hereditaria de su madre.

    Zang, que es director médico de New Hope Fertility Center en Nueva York, tuvo que realizar la intervención en México, ya que esta técnica aún no está aprobada en EE UU.

    Kevin Esvelt: El bioquímico cauteloso. El investigador en MIT Media Lab Kevin Esvelt ha pedido cautela respecto a una controvertida técnica que él mismo ha ayudado a inventar. Esvelt Utilizó la edición de genes CRISPR-Cas9 para crear una unidad genética que obliga a un gen a propagarse más rápidamente de lo normal en una población.

    Terry Hughes: El protector de los corales. La lista de Nature también incluye al investigador irlandés Terry Hughes, director del Centro de Excelencia para Estudios de Arrecifes de Coral del Consejo Australiano de Investigación, que dio la voz de alarma sobre el blanqueamiento de la Gran Barrera de Coral.

    Guus Velders: El protector del clima. El científico holandés del National Institute for Public Health and the Environment, experto en química atmosférica, ha sido reconocido por sentar las bases de un acuerdo internacional que obligará a los países a dejar de producir y usar hidrofluorocarbonos (HFC), gases de efecto invernadero extremadamente potentes comúnmente utilizados en los acondicionadores de aire.

    Elena Long: A favor de los derechos del colectivo LGBT en física. Esta investigadora en física nuclear en la Universidad de New Hampshire (EE UU) trabaja para concienciar sobre las dificultades y la discriminación a la que se enfrentan los físicos del colectivo LGTB, formado por lesbianas, gays, bisexuales, transexuales o de otra minoría sexual o de género.

    Long ha sido una de las impulsoras de una encuesta sobre este tema realizada por la American Physical Society, que traza las experiencias de físicos LGBT.

    Alexandra Elbakyan: La pirata de artículos científicos. Esta desarrolladora de software y neurocientífica de Kazajistán es conocida por ser la fundadora del proyecto Sci-Hub, una web que desafía a las publicaciones científicas convencionales dando acceso ilegal y gratuito a cerca de 60 millones de artículos científicos al año, en cuanto estos son puestos online.

    con información de Nature

    jcrh