*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    ESTADOS UNIDOS.- Desde 1976, la NASA se ha dado a la tarea de publicar un listado de artículos, todos ellos de última generación, los cuales podemos tener en nuestra casa y que de una un otra forma, tanto en su diseño como en su fabricación, fueron inspirados en innovaciones nacidas en esta dependencia.

    En su edición de 2017, podemos ver un total de 50 tecnologías, que originalmente fueron desarrolladas y construidas para misiones e investigación de la NASA. Sin embargo siete de estas innovaciones destacan porque de una y otra forma, están presentes en nuestra vida de todos los días.

    Cámaras fotográficas más rápidas y resistentes

    La NASA necesitaba cámaras robustas y de alta velocidad para registrar las pruebas de paracaídas para sus sistemas de aterrizaje, ya que los tiempos de caída son muy diferentes en cada planeta, debido a sus propios tipos de gravedad.

    Tomar fotografías de forma rápida y eficiente y con cámaras de alta resistencia a todo tipo de impactos, es algo realmente fundamental para poder lograr información precisa de cada sitio donde logre llegar una nave de la NASA.

    Para ello la agencia contrató a la empresa Integrated Design Tools, que tiene su sede en California para que construyera una cámara que fuera capaz de registrar un mínimo de mil fotogramas por segundo y que almacenara los datos inmediatamente.

    Esa misma tecnología se utiliza en las cámaras que registran choques de vehículos, durante las pruebas de seguridad de las empresas automotrices, pero también se emplean en microbiología, en biofísica, en robótica y en varios ámbitos más de investigación.

    Imágenes por láser

    La NASA utiliza la tecnología de láser, conocida como LIDAR, en misiones en el espacio ultraterrestre, con el fin de medir las distancias. Este sistema permite entre muchas otras cosas, desarrollar mapas de alta resolución de lugares a los que aún no podemos acceder.

    Este tipo de tecnología hoy es aplicada por muchas otras profesiones, desde la arqueología, ya que permite encontrar objetos enterrados, hasta para aplicaciones en conducción de vehículos autónomos, en robótica aplicada y hasta en aplicaciones de medicina.

    Tornillos super resistentes

    Una innovación llamada “Spiralock” es la rosca de un tornillo de diseño ultra avanzado diseñada por Holmes Tool Company, a quien la NASA encomendó la fabricación de este tipo de tornillos con determinadas condiciones de alta resistencia, que le permitiera soportar los rigores de un lanzamiento espacial.

    La industria del golf vio en este tipo de ingeniería una solución muy práctica para el armado de algunos palos de golf que también requieren de una alta resistencia debido a que el impacto con la pelota podía afectar al diseño y la robustez del palo.

    Herramientas de cirugía cerebral

    Los neurocirujanos emplean pinzas bipolares, que utilizan la electricidad para seccionar o cortar el tejido y luego cauterizarlo. Pero la electricidad en el fórceps genera calor adicional que debe ser disipado para evitar dañar el tejido cerebral sano.

    Una compañía llamada Thermacore encontró la solución en un aparato que la NASA había estado utilizando desde los primeros días de vuelo espacial y que se denominan “tubos de calor”. Basándose en el mismo principio, la compañía creó una versión reducida para fórceps bipolares, que ayuda a garantizar la seguridad y eficacia de la neurocirugía.

    Protección contra terremotos

    Una tecnología desarrollada por la NASA que usó combustible líquido para evitar las vibraciones en el cohete Ares 1 fue adaptada por ingenieros y arquitectos para la construcción de edificios y puentes, para que les ayudaran a estabilizarlos durante los terremotos.

    En la actualidad, una tecnología derivada de la NASA, que ha sido patentada por la firma de ingeniería Thornton Tomasetti para uso comercial, se ha instalado recientemente en un nuevo edificio en Brooklyn, en la ciudad estadounidense de Nueva York.

    Fertilizantes

    La nasa necesitaba un fertilizante que pudiera ser utilizado en el espacio y que tuviera como característica primordial que no se disolviera con demasiada rapidez, lo que asegura que las plantas obtengan la cantidad correcta de nutrientes en el momento adecuado.

    Tras conseguir su objetivo, la NASA a ayudado a la empresa Florikan, una compañía de fertilizantes que se encuentra en Florida, a desarrollar este tipo de fertilizantes paro para consumo masivo, por lo que ya está siendo empleado en el espacio y en el mundo entero.

    De la fotografía espacial a los selfies

    Un sensor adaptado de semiconductores complementarios de óxido metálico fue desarrollado por el ingeniero de la NASA Eric Fossum en los años noventa. Aunque los semiconductores han sido utilizados en los ordenadores por años, la NASA dice que Fossum fue la primera persona en adaptarlo con éxito para tomar fotografías.

    Eso implica que cada vez que alguien se hace un selfie con su móvil, está empleando de forma cotidiana un artilugio que originalmente se diseñó para que las naves espaciales y los astronautas pudieran sacar fotografías a distancia en el espacio.

    con información de agencias y de la NASA

    jcrh