*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO.- Este 2017, un total de 40 paisajistas mexicanos se darán cita en el museo Carrillo Gil. El historiador y curador de arte estadunidense Robert Rosenblum afirmaba que el nacimiento de la abstracción pictórica era el espíritu del paisaje. Y, en cierta medida, lo fue para una generación de paisajistas mexicanos.

    El grupo encabezado por Gunther Gerzso, Wolfgang Paalen, Luis Nishizawa, Kishio Murata y Mathias Goeritz, en cuyos óleos no figurativos hay claras referencias a la naturaleza, esa que miraban en las montañas y bosques del país.

    De ello da cuenta la colectiva Después del paisaje. Abstracción en la colección MACG, que reúne 40 pinturas de artistas que coincidieron no sólo en una época de producción a mediados del siglo XX, sino también en ocupar como motivo escenarios naturales para composiciones abstractas. Trazos no lineales inspirados en la naturaleza. Artistas por los que apostó el doctor Álvar Carrillo Gil al encontrar un grupo por la fusión de lo natural con lo indefinido.

    Si bien se trata de un recorrido breve, la propuesta curatorial evidencia esa relación estrecha entre naturaleza figurativa y trazos abstractos. Por ejemplo, Gerzso fue definido como un “paisajista abstracto natural” por las pinturas que produjo luego de sus recorridos por las zonas arqueológicas del sur del país. En sala se exhiben Estructuras antiguas (1955) y Paisaje de Peloponeso (1959). Incluso Carrillo Gil relacionó las formas del mundo microbiológico al trabajo plástico de Gerzso en la conferencia titulada Lo natural del arte abstracto, en 1963.

    con información de agencias

    jcrh