*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    HERMOSILLO, SONORA,- Al término de la reparación del portón principal de la Catedral Metropolitana de Hermosillo, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) hizo la entrega oficial de la puerta de de madera restituída, luego de dos meses de trabajo.

    Los elementos aledaños a la estructura fueron reconstruídos y reparados en su totalidad, lo que representa la culminación de un proceso que se inició por las autoridades del INAH, a través de un seguro de bienes patrimoniales, que se aplica para casos extraordinarios en inmuebles históricos.

    Por sus características arquitectónicas la Catedral Metropolitana de Hermosillo, representa un inmueble bajo legislación de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, inscrito dentro del Catálogo Nacional de Monumentos Históricos, informó el INAH en un comunicado.

    Detalló que el proceso de restauración oficialmente inició a principios del mes de noviembre, regulado a través de un proyecto de conservación, emitido por el restaurador Pablo Vidal de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH.

    También colaboró el Centro INAH Sonora, a través de sus áreas de Monumentos Históricos y Restauración, quienes dieron seguimiento y supervisión durante la fabricación, restauración e instalación de este bien cultural.

    Con los recursos otorgados por el INAH, se contrató una empresa especializada en ebanistería en Hermosillo, Sonora, la cual fabricó los elementos utilizando las mismas técnicas de manufactura, diseños y material de la puerta antigua.

    En un pequeño acto de entrega realizado en la entrada del recinto, se dieron cita autoridades eclesiales como el Arzobispo Ruy Rendón y el párroco Martín Gerardo Hernández, quienes ofrecieron de inicio un recorrido por la zona.

    Por parte del INAH, acudieron el Delegado del Centro INAH Sonora, José Luis Perea González; los arquitectos Omar Jara Domínguez y Anabel Leyva; el restaurador Rodolfo del Castillo López y Anabel Hernández Bedolla, que en conjunto estuvieron a cargo del proyecto de restauración en Sonora.

    r3