*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    GUADALAJARA,- Aquellos años de éxito en la época de Bernardo Obregón y Xavier Lamadrid, cobró actualidad al cierre de la temporada 2016 en la categoría de Súper Turismos con la presencia de Bobby Fernández y Alejandro Aguilar, conocido en el medio como “Aguilucho”.

    El equipo que tiene su base en Guadalajara logró el título por equipos en el Campeonato Mexicano de Súper Turismos, además del campeonato por marcas (BMW). Bobby Fernández obtuvo la corona por pilotos y el Aguilucho alcanzó el campeonato de novatos.

    Bobby Fernández se dijo afortunado por tener un coequipero de la talla de Alejandro Aguilar el “Aguilucho”: “Estuve a punto de cerrar el taller y con la llegada de Alejandro todo cambió. Él me hizo cambiar de opinión y me apoyó en el trabajo con el equipo que ahora luce más profesional, cada uno de sus miembros le ha echado muchas ganas y ya estamos puestos para seguir compitiendo, muy motivados para este 2017”, aseguró Fernández.

    “Yo no nací en Guadalajara, pero durante mucho tiempo he competido en autos de allá, por eso me considero “hijo adoptivo” de esa ciudad ya que en casi toda mi carrera en México he representado al Estado de Jalisco”, aclaró el Aguilucho.

    “Estoy muy feliz de estar con el equipo Bobby Fernández Racing, el cual proviene del equipo que iniciara en los 90s Bernardo Obregón con Xavier Lamadrid como coequipero. Y aunque ha pasado mucho tiempo, creo que este año cumplimos con la tradición del antiguo equipo Corona”, comentó.

    “Definitivamente el triunfo en la Endurance 24 fue el mejor cierre de temporada que pudimos tener, con 24 horas de recorrido y 9 vueltas de ventaja al cruzar la meta. Sin embargo, ya nos estamos preparando para la temporada 2017, vamos a seguir en el Campeonato Mexicano de Súper Turismos, también competiremos en la Copa Occidente Series que promueve Sebastián Ocaranza y ya estamos preparando unos autos V8. Ojalá que Xavier Campos Sr. y Xavier Campos Jr. vuelvan a correr con nosotros en la carrera de 24 horas”, dijo.

    “Creo que Bobby Fernández es un velocista nato, puede hacer una vuelta rápida y la vuelve a repetir las veces que quieras. Y lo más importante, comparte la información sin problemas conmigo. Eso me ha impresionado mucho. El mantenerle el paso es difícil, pero no hay una guerra de pilotos, ni de egos en el equipo. Todo el desarrollo aerodinámico del auto es mío y a él le toca la parte de motor y caja. Nos tratamos de ayudar al aportar lo que cada uno sabe hacer mejor. Por supuesto, ya quiero que venga el entrenamiento de invierno a finales de enero para volver a las pistas”, concluyó el Aguilucho.
    r3