*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    El Hero World Challenge es el torneo a partir del cual se produce la esperada reaparición de Tiger Woods -torneo de la PGA-, luego de quince meses de sufrimiento y dudas. A sus 41 años volverá a encontrarse con los ‘greens’. Después de su última aparición en el PGA Tour en agosto de 2015 en el Wyndham Championship.

    Tiger debió someterse a una cirugía de espalda -microdiscectomía- en octubre de 2015 por tercera ocasión en dieciocho meses.

    “No fue fácil, tomó mucho trabajo durante uno o dos meses, me quedé atrapado en la cama, no podía hacer nada sin ayuda”, señaló Woods, que llegó a contemplar la posibilidad de retirarse.

    Su regreso no ha sido simple: había previsto inicialmente participar en octubre en el Abierto de Safeway, la primera prueba de la temporada 2016-2017, programada en Napa, cerca de San Francisco, pero se retiró a tres días del comienzo del torneo. Aún así, eligió un entorno idílico en la lujosa zona de Albany, cerca de Nassau (Bahamas), lejos del ajetreo que su regreso habría generado en los Estados Unidos.

    El Hero World Challenge no es un evento como los demás, es organizado en beneficio de su fundación, y al que sólo cuarenta jugadores han sido invitados.

    Woods no es un jugador cualquiera: ha sido ganador de 14 títulos de Grand Slam y de 79 títulos de la PGA a lo largo de su carrera.

    “Voy a tratar de ganar este torneo. Bubba [Watson] se impuso en la edición del 2015 con un resultado de -25, es todo un reto, especialmente cuando uno no ha jugado desde hace tiempo”, advirtió Woods.

    “Voy a hacer lo mejor, voy a tratar de golpear la pelota bien, conseguir un buen lugar en los ‘greens’, para que tengan éxito mis ‘putts’ y, con un poco de suerte, podría estar en la carrera por la victoria el domingo”, señaló el estadounidense, que llegó a dominar la élite mundial durante 683 semanas.

    “Estoy nervioso porque amo lo que hago, sólo tengo que encontrar el ritmo de la competición, espero que sea pronto”, admitió.

    “Ganar es un proceso, estoy justo en el comienzo de este proceso”, recordó Woods, cuyo último éxito se remonta al Campeonato Mundial de Golf (WGC) en Akron en agosto de 2013.

    Ahora, en el puesto 898º de la clasificación, Woods se encontrará con un circuito de la PGA completamente distinto, con la aparición de los estadounidenses Jordan Spieth y Dustin Johnson, y el australiano Jason Day, actual número uno del mundo.

    “No importa el resultado, queremos a nuestro campeón, queremos a nuestro Tiger Woods; finalmente le veremos en la cancha, será emocionante”, insistió Bubba Watson. Woods, quien durante mucho tiempo ha estado obsesionado con el récord de títulos de Grand Slam de su compatriota Jack Nicklaus (18), se ha negado por el momento a comentar sobre el tema.

    “Mi objetivo es hacer una temporada completa, ya veremos lo que pasa”, concluyó el ‘tigre’, cuyo mejor resultado en tres años fue su décimo lugar en el Campeonato de Wyndham, su última competición hace 466 días.

    afp/r3