*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    OAKLAND, ESTADOS UNIDOS.- Este lunes los Raiders de Okland comenzaron su periodo de vacaciones luego de haber sido eliminados de la postemporada de la NFL por los Texanos de Houston 27-14 en su primer juego de playoffs en 14 años.

    Considerados en algún momento de la temporada como firmes candidatos para llegar al Super Bowl, vieron cómo sus esperanzas se acabaron en el momento en que Derek Carr, su mariscal de campo se fracturó una pierna.

    Los Raiders perdieron el último partido de la temporada en Denver y quedaron cortos y no obtuvieron el título de la División y el descanso en la primera ronda.

    Los mariscales sustitutos, Matt McGloin y Connor Cook tuvieron problemas para mover a la ofensiva en las dos últimas semanas. Ante este panorama, tanto Carr como los propios Raiders sólo pudieron preguntarse qué hubieran podido lograr, con récord de 12-5, si no se hubiera fracturado la pierna al final de la victoria que tuvieron el 24 de diciembre en contra de Indianapolis.

    No obstante lo amargo de su despedida de la postemporada, lo cierto es que Carr le dio a los Raiders una gran esperanza con una espectacular temporada en la que lanzó para 3 mil 937 yardas y logró 28 anotaciones.

    Encabezó siete regresos para triunfos en el cuarto período y se convirtió en contendiente para el premio del Jugador Más Valioso, logrando darle un giro a una franquicia que perdió los primeros 10 partidos en el 2014, que fue la temporada de novato de Carr.

    jcrh