*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    SAN DIEGO, ESTADOS UNIDOS.- Este domingo, los Cargadores de San Diego jugaron su último encuentro de la campaña 2016, con una derrota de 37-27 ante los Jefes de Kansas City. Para algunos expertos, este bien pudo se el último juego de la franquicia en la ciudad, ya que se especula una inminente mudanza a Los Ángeles.

    Dean Spanos, dueño de la franquicia, tiene como fecha límite el 15 de enero, a fin de decidir si se mudan o no de sede.

    Desde finales de la década de los 90, la directiva de los Cargadores ha buscado que se les construya un nuevo estadio y fue en las pasadas elecciones locales, estatales y federales, cuando surgió la propuesta para que la población aprobara la edificación de un inmueble con valor de 1.8 billones de dólares.

    El equipo necesitaba 66.7 por ciento de la votación para que se aprobara el proyecto, pero menos del 50 por ciento del padrón electoral de San Diego votó a favor, abriendo la posibilidad de irse a Los Ángeles, y compartir estadio y gastos con los Carneros.

    Este lunes, cientos de aficionados, le pidieron a la directiva de la franquicia continuar en la ciudad de San Diego. Por medio de pancartas, los seguidores del equipo del rayo mostraron su descontento por la posible mudanza, tras 55 años de operar en la fronteriza ciudad.

    jcrh