*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    TANZANIA.- Benjamín Coronado es un ejemplo a seguir… y es que se encuentra a horas de ser el primer mexicano con capacidades distintas en escalar la montaña más alta al norte de Tanzania: el Kilimanjaro.

    Benjamín recibió la invitación que extendió la Fundación México Incluye, para formar parte del llamado Reto Kilimanjaro, que consiste en subir la cumbre de esta montaña a un aproximado de cinco mil 900 metros, junto a un grupo de personas con discapacidad motriz, visual, auditiva e intelectual, guiadas por el alpinista Héctor Ponce de León y acompañados de un equipo sin discapacidad, con el objetivo de demostrar que la discapacidad no tiene barreras y romper paradigmas al respecto, señalan los organizadores.

    Originario de Tizayuca, con 48 años de edad, se considera como un “atrabancado sin límites”, y confiesa que Berenice Reyes Escalante y sus tres hijos son el motor de su vida. Siendo adolescente, a los 15 años sufrió un accidente al realizar labores en una máquina ensiladora de zacate, lo que provocó que perdiera sus piernas 15 centímetros por arriba de sus rodillas.

    Al saber que había perdido las piernas, si?, me deprimí… llegue? a pensar en el suicidio. No podía moverme en la silla de ruedas, pero salí? adelante”. Sin embargo, puso las cosas en perspectiva, dio gracias que seguía con vida y cambió radicalmente su forma de actuar. “Nada es imposible, todo lo logras si tú quieres”, pregona.

    Benjamín, es propietario de una tapicería y en perspectiva, hace unos años no pensaba estar a las faldas del Kilimanjaro, pero está ahí, como parte de esa lucha que sostiene hace cuatro años por la inclusión de las personas con discapacidad.

    El Kilimanjaro, es la cuarta montaña más alta del mundo, detrás del Everest, el Aconcagua, y el Monte McKinley.

    jcrh