*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    MÉXICO.- Tras nueve años de sequía el equipo de Pachuca logró conquistar su sexta “estrella” del futbol mexicano durante el Torneo Clausura 2016 de la Liga MX, al vencer en el último “suspiro” a Monterrey.

    Bajo el mando del uruguayo Iván Alonso y con una base de jugadores conformada por los mediocampistas Erick Gutiérrez y Rodolfo Pizarro, además del delantero Hirving Lozano, el cuadro hidalguense presumió de una identidad futbolística con muy buenos resultados.

    Un factor fundamental en la formación del equipo fue que se reforzaron en la defensa con la llegada de Emmanuel García, el estadunidense Omar González y los colombianos Stefan Medina y Oscar Murillo.

    La calidad del plantel, combinada con el entendimiento total de la idea futbolística de Alonso, la cual era primordialmente ofensiva, favoreció para que el equipo ocupara el segundo sitio de la clasificación, algo que validó en la liguilla al llegar a la final luego de dejar en el camino a Santos Laguna y León.

    Un gol del argentino Franco Jara le dio el triunfo en la ida de la final celebrada en el estadio Hidalgo, pero el colombiano Dorlán Pabón logró el empate global en Monterrey, y cuando parecía que se irían a tiempo extra el juvenil Víctor Guzmán apareció para darle el título a los “Tuzos”.

    Con la etiqueta de campeón Pachuca arrancó el Apertura 2016, en el que mantuvo el paso con algunos baches, pero en general como un equipo sólido que sufrió con las lesiones de gente importante que, sin embargo, fue capaz de suplir, al grado que nuevamente se colocó en el subliderato de la competencia.

    Favorito en la serie de cuartos de final frente a Necaxa, los de la “Bella Airosa” se toparon con un “Benjamín” que los venció 2-1 en la ida y que mantuvo el cero en la vuelta para dejarlos fuera, alejándolos del sueño del bicampeonato.

    con información de Notimex

    jcrh