*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    BERLÍN, ALEMANIA.- En conferencia, ante 1.000 miembros de la Unión Demócrata Cristiana (CDU, por sus siglas), la canciller alemana Angela Merkel, presentó sus argumentos para buscar un cuarto mandato. De esta forma, se consolidaría como un símbolo de estabilidad en un mundo agitado por las fuerzas de la globalización, la guerra y la elección de Donald Trump en Estados Unidos.

    Merkel, en la defensa de sus argumentos, señaló que hoy en día, mucha gente piensa que el mundo “se está descarrilando”. Incluso indicó que “el 2016 no trajo más calma y estabilidad, sino todo lo contrario”, dijo Merkel en un discurso que duró una hora y cuarto y fue seguido por 11 minutos de aplausos.

    Nos enfrentamos a un mundo, sobre todo tras la elección en Estados Unidos, que necesita reordenarse, en lo relativo a la OTAN y la relación con Rusia”, agregó.

    La líder más poderosa de Europa anunció en noviembre que buscará un cuarto mandato el próximo otoño boreal. Solo dos cancilleres de posguerra, Konrad Adenauer y Helmut Kohl, han logrado un hito similar.

    Merkel, hija de un clérigo de la Alemania Oriental comunista, se presentará a la reelección en un momento en que Europa transita por su racha más profunda de crisis desde la Segunda Guerra Mundial.

    Los británicos votaron a favor de abandonar la Unión Europea en junio, mientras Trump ha puesto en duda la relevancia de la alianza transatlántica y envió señales conciliatorias al presidente ruso, Vladimir Putin. Asimismo, la brutal guerra en Siria ha provocado la huida de cientos de miles de refugiados hacia Europa.

    La decisión de Merkel de acoger a casi 900.000 inmigrantes en Alemania el año pasado afectó a su popularidad, provocó una dañina pugna con sus aliados de Baviera y generó un alza del apoyo al antiinmigrante y euroescéptico Alternativa por Alemania (AfD). Se espera que esta formación logre sus primeros escaños en el parlamento federal el próximo año.

    jcrh