China Blanca, la nueva heroína mexicana - Digitall Post : Digitall Post
DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    MÉXICO.- China Blanca, es el nombre de una nueva droga mexicana, que tiene como objetivo el mercado de Estados Unidos.

    Tradicionalmente, la heroína producida en México ha sido color café oscuro, de ahí recibió su apodo “chapopote mexicano”, y era consumida principalmente en las ciudades de la costa oeste de Estados Unidos. En cambio, los consumidores de la costa este prefieren la china blanca, una variedad de heroína blanca en polvo, popularizada por los traficantes chinos a principios del siglo pasado.

    Obedeciendo la regla básica de la demanda y la oferta, los cárteles mexicanos han cambiado sus métodos de procesamiento del opio, introduciéndose a un mercado creciente, generando una amenaza para la salud y la seguridad pública que “se extiende a un ritmo sin precedentes”, de acuerdo con los reportes de inteligencia de la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA).

    Pese al nombre de esta droga, es pertinente señalar que no proviene del país asiático, por el contrario es producto mexicano y en general, es suministrada por el Cartel de Sinaloa, uno de los principales proveedores de narcóticos. Esta heroína contiene una mezcla de amapolas mexicanas y colombianas, y es procesada utilizando los métodos de preparación utilizados tradicionalmente en países del sureste de Asia. La nueva categorización otorgada por la DEA a este narcótico es “MEX-SA” (México-Sudamérica).

    Actualmente ni la heroína colombiana ni la asiática pueden competir con la mexicana en términos de costo y pureza. Un kilogramo de heroína asiática puede costar entre 5 y 10 mil dólares más que la mexicana. Esta última puede alcanzar un grado de pureza de hasta 74 por ciento, más del doble que la oriental.

    De acuerdo con la Evaluación Nacional de los Riesgos de la Heroína (ENRH) de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), “las organizaciones mexicanas son los vendedores al mayoreo más prominentes en las áreas de responsabilidad de la DEA en Chicago, Nueva Jersey, Filadelfia y Washington. Además, han incrementado su presencia en la ciudad de Nueva York.”

    Durante la primera mitad de la década de 1990 los cárteles colombianos dominaban el tráfico de heroína hacia Estados Unidos. Actualmente han sido desplazado los traficantes mexicanos, ya que cuentan con una mayor infraestructura de transporte y distribución de droga, lo que “les permite suministrar de manera confiable a los distintos mercados de los Estados Unidos”, según la ENRH.

    De acuerdo con el Sistema Nacional de Decomisos de Estados Unidos, la mayoría de la droga decomisada en los noventas y principios de la década del 2000 era transportada en rutas aéreas comerciales desde América del Sur. A partir de 2008, los decomisos comenzaron a virar hacia la frontera suroeste de los Estados Unidos y era transportada vía terrestre por traficantes mexicanos.

    Cada vez más heroína está ingresando a través de la frontera suroeste de Estados Unidos, particularmente por el Estado de California, reveló la Evaluación de Riesgos de la DEA.

    Los datos de la DEA coinciden con los de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). En 2015 cerca de la mitad de las incautaciones realizadas por CBP a nivel nacional (2.12 toneladas) fueron realizadas en el corredor fronterizo de San Diego, California (1.04 toneladas).

    con información de la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos y Sin Embargo

    jcrh