*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    TAMAULIPAS.- Perla del Rocío González Saavedra, estudia el octavo semestre de la carrera de licenciada en Nutrición y Ciencias de los Alimentos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT). A los 17 años, fue diagnosticada con leucemia. A pesar de tener un diagnostico nada alentador, ella decidió continuar sus estudios y con su vida.

    A fin a afrontar la enfermedad, fue sometida a tratamientos de quimioterapia… y como era natural comenzó a perder el cabello. Esto la motivó a crear “Zoet” un shampoo oncológico con la meta de ayudar al crecimiento del cabello en pacientes con cáncer.

    “Durante la etapa inicial de mi enfermedad me la pasé mal en la quimios, la primera me disloco la mandíbula y baje 10 kilos debido a los efectos de vómito, náuseas y perdí el cabello”, dijo.

    Como parte de su tratamiento, una de las indicaciones que le dieron los médicos fue evitar el uso de productos con químicos en artículos de aseo personal, higiene o arreglo como tendría lugar con cremas para el cuerpo, cara, jabones, shampoo o lociones entre otros artículos.

    “Como buen paciente empecé a buscar cosas naturales que me pudieran ayudar cuando estaba en tratamiento, pero lo que encontraba estaba muy caro o en otro país y fue entonces cuando me di a la tarea de investigar más”, dijo.

    Precisó que al ver que en el mercado son casi nulos este tipo de productos, empezó a investigar con plantas naturales y medicinales.

    En el proceso de investigar mi mamá y yo descubrimos varias plantas medicinales y lo que hicimos fue juntarlas para hacer un shampoo. Así que fui yo la primer paciente que se sometió a prueba, ya que no me toleraba las pelucas y prefería utilizar turbantes”, señaló.

    Perla del Rocío, indica que al momento su shampoo ha tenido un buen efecto tanto en personas con cáncer como en aquellos que sufren de alopecia. En un mes, en las personas sanas, se puede ver crecimiento de cabello y en aquellas que se encuentran en quimioterapia, los resultados pueden ser apreciados a los tres meses de usar “Zoet”.

    Esta chica, indicó que el proceso de creación del shampoo lo inició antes de ingresar a la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Aztlán (UAMRA) de la UAT, donde fue animada a presentarlo en un concurso de innovación.

    “Aquí me invitaron al concurso y con mi compañera Ana Victoria Moreno y la asesoría de mi Maestra San Juanita Alemán, entramos. Ganamos el segundo lugar y de ahí nos fuimos a la etapa regional donde ganamos el primer lugar, para pasar a la etapa estatal”.

    Agregó que del concurso estatal, el COTACYT eligió su proyecto entre los doce mejores y fue enviada al nacional, que le abrió la oportunidad de obtener una patente del producto.

    Recientemente, estuvo con el Rector Enrique Etienne en la UAMRA, quien le ofreció todo el apoyo de la UAT, para el desarrollo de su producto.

    Para esta joven, es muy importante el apoyo de la UAT para el emprendimiento de los jóvenes y recalcó en la importancia que representa para ella esta innovación: “porque fue creciendo junto con mi enfermedad y le tengo tanto aprecio porque yo luché tanto con mi vida”.

    Hoy en día, Perla trabaja en equipo con su compañera de carrera y de clases, Ana Victoria y su Maestra San Juanita Alemán Castillo, de quienes dice, le han cuidado en sus tratamientos y ayudado a salir adelante para poder cumplir su sueño de dar a conocer este producto.

    “Y yo trato de que este shampoo pueda llegar a más personas, que conozcan sobre esto y que sea con un precio más accesible”.

    Cabe mencionar que en una primera etapa, la estudiante ha comenzado a comercializar en el sitio de Facebook: Shampoo oncológico “Zoet”, para darlo a conocer con sus respectivos precios, además de información sobre nutrición y cuidado de la salud.

    con información de la Universidad Autónoma de Tamaulipas

    jcrh