*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    MOSCÚ, RUSIA.- Rusia y en especial el Kremlin, se dicen objeto de una “cacería de brujas” de parte de Washington, al acusarle de haber influido en la elección presidencial en favor de Donald Trump, por medio de hackers.

    Reportes de agencias de inteligencia de Estados Unidos, presentados la semana pasada, dan como un hecho que Vladimir Putin, presidente de Rusia orquestó una cibercampaña con el objetivo de ayudar a Donald Trump, a vencer a Hillary Clinton, favorita para llegar a la Casa Blanca.

    El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, aseguró que no se generaron pruebas nuevas para demostrar la supuesta implicación de funcionarios rusos. “Nos estamos cansando de estas acusaciones”, dijo Peskov a reporteros en una teleconferencia. “Realmente son una reminiscencia de una cacería de brujas”.

    Sus palabras se hicieron eco de una frase usada por el mismo Trump, que dijo en una entrevista con el diario The New York Times publicada el viernes que la tormenta por el “hackeo” ruso es una “caza de brujas política”.

    En relación al reporte de la inteligencia estadounidense, Peskov afirmó que “ya saben, esa versión del reporte que se hizo pública no añade nada sobre lo que podamos comentar. Acusaciones sin sustento que no se apoyan en nada y que están siendo publicadas de forma aficionada y no profesional. No sabemos en qué información se basan realmente”.

    Preguntado acerca de si Putin había leído una traducción del reporte, Peskov dijo que no hay nada en el documento “que merezca ser leído en detalle”.

    El portavoz del Kremlin indicó que tras la llegada de Trump a la Casa Blanca el 20 de enero, comenzarán los trabajos para hallar una fecha para celebrar la primera reunión entre los líderes de Rusia y Estados Unidos.

    jcrh