*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS.- Siria mantiene el alto al fuego en la mayoría de su territorio, pero la ayuda humanitaria no ha podido llegar a las áreas que todavía se encuentran sitiadas, por lo que los alimentos y suministros médicos se están acabando.

    Staffan de Mistura, enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) manifestó su preocupación debido a que grupos armados están impidiendo que 23 autobuses y conductores sirios que participaron en recientes evacuaciones salieran de las aldeas de Foua y Kefraya, y pidió que se les permita salir.

    El cese al fuego mediado por Rusia y Turquía el mes pasado se mantiene en la mayor parte del territorio sirio. Sin embargo, aún se registraban enfrentamientos en dos aldeas en el valle de Wadi Barada, el lugar donde están emplazadas instalaciones para el bombeo de agua que abastecen a más de 5 millones de personas en Damasco.

    Ingenieros hidráulicos están listos para reparar la instalación dañada, si las condiciones de seguridad lo permiten, aunque dos intentos para hacer eso habían sido bloqueados por grupos armados. En caso de continuar las actividades militares en el área, se corre el riesgo de que se presenten nuevos daños a las bombas de agua y al suministro en general del vital líquido.

    jcrh