*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    SEÚL, COREA DEL SUR.- Luego de su estancia al frente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon regresó a Corea del Sur y manifestó su deseo por contender por la presidencia de la nación, bajo la premisa de impulsar la unidad nacional ante los desafíos políticos, económicos y de seguridad que su país debe afrontar.

    Durante un discurso a su llegada al aeropuerto internacional de Incheon, ubicado al oeste de Seúl, Ki-moon señaló que “ya he dicho que estoy dispuesto a dar todo (para el país) y mi decisión no ha cambiado”, afirmó el diplomático surcoreano, quien el último día de 2016 concluyó su mandato de 10 años al frente de la ONU.

    Ante una muchedumbre congregada en el aeropuerto para darle la bienvenida a su país, Ban reveló que a partir de este viernes intentaría llegar a los ciudadanos para escuchar sus voces, antes de decidir si entra o no en la carrera presidencial.

    “Y después, con humildad, tomaré una decisión sin buscar ningún beneficio personal; no me llevará mucho tiempo tomar esa decisión”, agregó Ban, quien es calificado desde hace tiempo como el principal aspirante presidencial de Corea del Sur.

    Poniendo la desigualdad económica y las diferencias ideológicas, así como los conflictos regionales y generacionales, como ejemplos de que Corea del Sur se halla en medio de una “crisis general”, Ban pidió esfuerzos conjuntos para lograr “la integración nacional” y combatir todo esto.

    jcrh