*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS.- Antonio Guterres, flamante secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), indicó que ”no hago milagros”, pero sí tiene grandes ambiciones: quiere reformar el organismo global y lograr que las 193 naciones miembros se unan para resolver los ”problemas terribles” que enfrenta el mundo.

    El portugués, dijo que los conflictos se multiplican y se interrelacionan para provocar ”este fenómeno nuevo, el terrorismo global”. Al mismo tiempo, dijo, hay grandes violaciones de los derechos humanos, y la desigualdad ”ha crecido de manera dramática”.

    En un mundo globalizado e interconectado, Guterres dijo que la exclusión es ”más insoportable que nunca porque la gente puede ver cómo viven los demás, puede ver la prosperidad en otras partes del mundo”. Y eso ”detona más fácilmente la rebelión, la furia, y se vuelve un factor en la inestabilidad” de los conflictos.

    El exprimer ministro de Portugal y jefe de la agencia de la ONU para los refugiados dijo que ”solo las soluciones globales permiten afrontar los problemas globales, y la ONU es la piedra angular de ese enfoque multilateral”.

    Pero mucha gente en el mundo no lo cree así, como lo demuestra la división creciente entre el público y los gobiernos y el establishment político en muchos países.

    ”También vemos en relación a las organizaciones internacionales como la ONU mucha resistencia en muchas partes del mundo”, dijo Guterres. ”Hay mucho escepticismo acerca del papel que podemos desempeñar”. Este comentario, fue en relación al presidente electo Donald Trump, quien puso en duda la efectividad de la organización, después que el gobierno del presidente Barack Obama se apartara de la tradición al permitir al Consejo de Seguridad condenar los asentamientos israelíes en Cisjordania.

    jcrh