*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    ALEPO, SIRIA.- Rebeldes sirios y fuerzas progubernamentales alcanzaron un acuerdo el domingo para reanudar las evacuaciones en el este de Alepo a cambio de la salida de personas de dos aldeas chiíes sitiadas por los insurgentes.

    Algunos autobuses y vehículos de la Media Luna Roja llegaron a la entrada de las aldeas de al-Foua y Kefraya poco después del anuncio del acuerdo, según la cadena de televisión al-Manar, afiliada al grupo libanés Hezbollah, un aliado de Damasco.

    No obstante, cinco autobuses fueron atacados y quemados cuando iban de camino a las poblaciones, habitadas en su mayoría por musulmanes chiíes, según informaron el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos y medios estatales sirios.

    La televisión estatal mostró imágenes de los autobuses verdes -que se han convertido en sinónimo de evacuaciones en Siria- en llamas.

    Medios estatales dijeron que “terroristas armados” -término que utilizan para referirse a los grupos que luchan contra el gobierno del presidente Bashar al-Assad- fueron los responsables del ataque. Representantes de los rebeldes dijeron que fue obra de una turba de personas irritadas, probablemente con la colaboración de fuerzas progubernamentales.

    Asimismo, los buses comenzaron a llegar también al este de Alepo, según medios estatales, que emitieron imágenes en vivo.

    La evacuación de Alepo se detuvo el viernes por un desacuerdo entre los rebeldes y la coalición de fuerzas que combate por el Gobierno de Assad, que exigían que la gente pudiera salir de las dos aldeas rodeadas.

    Unas 15.000 personas se reunieron el domingo en una plaza en el este de Alepo para esperar la llegada de los autobuses, que debían trasladarlos a zonas controladas por los rebeldes fuera de la ciudad. Muchos pasaron la noche durmiendo en las calles con temperaturas bajo cero.

    De acuerdo al canal de noticias sirio al-Ikhbariya TV, unos 1.200 civiles serían evacuados inicialmente del este de Alepo y una cifra similar en las dos aldeas.

    Un documento citado por al-Manar y pasado a Reuters por rebeldes y activistas indicó que el acuerdo completo permitiría la salida de 2.500 ciudadanos de al-Foua y Kefraya en dos tandas, a cambio de la evacuación de gente del este de Alepo en otras dos tandas correspondientes.

    Tras esto, otros 1.500 dejarían al-Foua y Kefraya, a cambio de la salida de 1.500 personas de las localidades de Madaya y Zabadani, cercanas a la frontera con Líbano y que están rodeadas por fuerzas progubernamentales.

    Una vez que los evacuados de las aldeas hayan llegado a salvo a áreas gubernamentales, los combatientes en Alepo y más familiares suyos tendrán permiso para salir, a cambio de subsecuentes salidas de personas de al-Foua y Kefraya, informó al-Ikhbariya TV.

    El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene previsto votar el domingo una resolución presentada por Francia que busca garantizar que funcionarios del organismo puedan supervisar las evacuaciones de Alepo, así como la protección para los civiles que se queden.

     con información de agencias

    jcrh