*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa rindió homenaje el lunes a los cristianos de Oriente Medio que se han aferrado a su fe en medio de la persecución de militantes islamistas, al grado de que hoy en día hay más mártires que en los primeros días de la Iglesia.

    Francisco habló ante miles de personas en la Plaza de San Pedro durante la fiesta de San Esteban, el primer mártir cristiano.

    El religioso argentino se refirió a la persecución de los cristianos en Irak, muchos de los cuales pudieron pasar en iglesias su primera Navidad desde 2013 después de que pueblos y ciudades fueran recuperados tras años de control del Estado Islámico.

    Esto fue un ejemplo de fidelidad al Evangelio (…) A pesar de las pruebas y peligros, valientemente muestran que pertenecen a Cristo”, sostuvo. “Hoy, queremos pensar en ellos y estar cerca de ellos con nuestro afecto, nuestra oración e incluso nuestras lágrimas”, añadió el Papa.

    A los cristianos de las regiones del norte de Irak en poder del Estado Islámico se les dio un ultimátum: pagar un impuesto, convertirse al Islam o morir. La mayoría de ellos huyeron a una región autónoma kurda, en el este del país.

    Los líderes de varias iglesias -incluyendo la Iglesia copta de Egipto, cuyos miembros han sido decapitados y sus iglesias bombardeadas- han calificado el asesinato de cristianos de todas las denominaciones en Oriente Medio como un “ecumenismo (unidad) de sangre”.

    Es conocido que el Papa Francisco, en más de una ocasión se ha dado a la tarea de denunciar las actividades del Estado Islámico, e igual ha condenado el concepto de este grupo, de asesinar “en nombre de Dios”.

    jcrh