*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO.- El año que finaliza fue muy importante para el Museo Dolores Olmedo por la cantidad y calidad de las actividades realizadas, y su creciente internacionalización, y para 2017 prepara programa especial por 110 aniversario del natalicio de Frida Kahlo, aseguró la directora de Colecciones y Servicios Educativos del recinto, Josefina García.

    En 2016 se presentó el “Carnaval de Tradiciones” en Semana Santa y la exposición “Ofrenda de Muertos”, que este año por primera vez invitó a un artista contemporáneo para que plasmara su propia versión sobre el altar: Betsabeé Romero, creadora plástica mexicana de talla internacional.

    Su montaje en el mueso que fuera casa habitación de la coleccionista y promotora cultural Dolores Olmedo, retomó diferentes aspectos de la arquitectura para vaciar su propia interpretación.

    “Incluyó elementos de la tradición mexicana del culto a los muertos con una perspectiva de arte plástico contemporáneo”, destacó.

    La especialista con 23 años de experiencia en ese recinto localizado en el sur de la ciudad de México destacó que al mismo tiempo, el recinto mantiene la atención al resguardo y difusión de sus colecciones, a través de un proceso de restauración de obras de las cuales algunas ya se exhiben al público con un nuevo rostro.

    “Dejamos de centrar nuestra atención en la antigua casa de Dolores Olmedo para mirar también a la consolidación de una institución museística”, acotó para añadir que en el plano internacional se tuvo presencia en San Petersburgo, Rusia, con una muestra de Frida Kahlo, y en Seúl, Corea, con otra de la pintora y de Diego Rivera.

    Actualmente, mencionó, se tiene obra expuesta en Francia y Estados Unidos, lo que refleja que la institución se mantiene como una entidad viva, que evoluciona y se supera cada día en materia de exposiciones, servicios educativos, y, de manera especial, en la promoción del arte y la cultura mexicana más allá de las fronteras.

    Sonriente, Josefina García dijo que “una de las ideas fundamentales es que éste no sea un museo de sitio, sino un espacio vivo, con su propia museografía y, eso, el público lo nota.

    “Siempre nos renovamos y retamos permanentemente las 148 obras originales de Diego Rivera, y eso permite darle versatilidad al museo que este año ha recibido, hasta hoy, cerca de 350 mil visitantes”, abundó.

    Con ese espíritu, el Museo Dolores Olmedo ya trabaja para dedicar a Frida Kahlo una programación amplia y variada con motivo del 110 aniversario de su natalicio.

    “La idea es que la obra de esa artista mexicana, que siempre está viajando por el mundo, durante 2017 esté dentro de nuestras instalaciones. Todo iniciará con una exposición-homenaje”.

    En este momento, subrayó la colección está en Florida, Estados Unidos, y a su regreso será presentada en el Museo Dolores Olmedo con una museografía diferente y especial énfasis en esa efeméride.

    Al final del año, ya se negocia con las instancias correspondientes y la muestra podría viajar a varias ciudades alrededor del planeta, adelantó la entrevistada.

    En el ínterin, una serie de actividades diversas y para atender a cada uno de los sectores en que se divide el público cautivo y eventual del recinto, tendrán lugar dentro y fuera del museo.

    El objetivo es vestir adecuadamente a la exposición, que seguramente vendrá a dar un aire fresco a la obra de Frida Kahlo y, en especial, a su obra celebrada en todo el orbe.

    Conferencias, bloques informativos y una lista de materiales que se pueden generar en torno a la exposición ya se están cocinando. Lo importante, consideró la experta, es que la gente sepa que Frida y su obra están en ese espacio privilegiado.

    Toca al público asomarse a la cartelera que la institución cultural publica en su sitio electrónico para asistir a la celebración, finalizó la directora de Colecciones y Servicios Educativos del Museo Dolores Olmedo.

    con información de Agencias