*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    SEÚL, COREA DEL SUR.- Park Geun-hye, presidenta de Corea del Sur está camino a un juicio político por un escándalo de tráfico de influencias.

    Esto, luego de que los legisladores del país, votaran de manera abrumadora, por esta instancia.

    La moción fue aprobada en una votación secreta en el Parlamento por 234 votos a favor y 56 en contra, lo que significa que decenas de miembros del Partido Saenuri de Park apoyaron el juicio político.

    Siete votos fueron descalificados, dos legisladores se abstuvieron y uno no participó, dijo el presidente del Parlamento.

    El Tribunal Constitucional ahora debe decidir si confirma la medida, un proceso que podría tardar hasta 180 días. El primer ministro Hwang Kyo-Ahn asumió inmediatamente las funciones de Park de forma provisional.

    La mandataria conservadora, de 64 años, está acusada de coludirse con una amiga y un exasistente, quienes ya han sido acusados ​​por los fiscales, para presionar a las grandes empresas para que ofrecieran donaciones a dos fundaciones creadas para respaldar las iniciativas políticas de Park.

    Park, que está cumpliendo un mandato de cinco años que debía concluir en febrero del 2018, negó haber cometido irregularidades pero se disculpó por la imprudencia en sus relaciones con su amiga Choi Soon-sil.

    Manifestaciones masivas se han realizado todos los sábados durante los últimos seis semanas en la capital, Seúl, para presionarla para que deje el cargo. Las encuestas de opinión muestran un apoyo público abrumador para su juicio político.

    jcrh