*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    SEÚL,-  Después de un pobre desempeño en China, Estados Unidos y otros mercados clave, Hyundai Motor Co.y su filial Kia Motors Corp., enfrentan otro año de retos luego de no cumplir con sus metas de ventas por segundo año consecutivo.

    Hyundai y Kia, que juntos representan la quinta automotriz del mundo por ventas, fijaron su meta combinada de ventas para este año en 8,25 millones de autos, un aumento de 1,5% frente a su meta de 8,13 millones para 2016.

    Este es un cambio importante respecto a hace algunos años, cuando las automotrices lograron crecimiento de dos dígitos, ayudadas por una divisa local débil, diseños elegantes y marketing astuto. Las ventas del grupo Hyundai-Kia tocaron su máximo en 2010.

    Sin embargo, un cambio en las preferencias de los consumidores de los sedanes—el fuerte tradicional de Hyundai—a las todoterreno, golpeó los volúmenes de venta de la empresa y su rentabilidad.

    “La industria automotriz enfrenta condiciones de negocio más duras, con una competencia intensificada y una tendencia hacia el proteccionismo comercial”, dijo el presidente de la junta Chung Mong-koo en un discurso de fin de año.

    Chung dijo que Hyundai y Kia lanzarán más de 10 autos nuevos o rediseñados cada año para estar a la par con los cambiantes gustos de los consumidores. En particular, Hyundai y Kia tratan de expandir su línea de todoterrenos y acelerar el lanzamiento de autos con enfoque ambiental, dijo.

    Hyundai creció rápidamente después de la crisis financiera global de 2008, con fuertes ventas de sus sedanes Sonata y Elantra. Pero ha pasado apuros para mantener ese impulso, a medida que las ventas de las todoterreno de sus rivales se han disparado y las economías de mercados emergentes se han debilitado.

    Las empresas hermanas, que rara vez incumplían con sus metas anuales, vendieron cerca de 7,88 millones en todo el mundo en 2016, frente a 8 millones de unidades el año anterior. El resultado marca el primer declive de volumen para las compañías surcoreanas en casi dos décadas.

    El grupo ha reportado ventas débiles en China— el mayor mercado de Hyundai—a medida que los fabricantes locales, armados con modelos más baratos, pero mejorados, rápidamente ganaron terreno frente a las marcas extranjeras.

    En EE.UU., el segundo mercado de Hyundai, el alto ejecutivo Dave Zuchowski renunció en diciembre, luego que las ventas de la empresa registraran un desempeño inferior al del crecimiento de la industria en ese país.

    En su país, las ventas de Hyundai fueron golpeadas por una huelga entre julio y septiembre que arrojó miles de millones de dólares en producción perdida.

    Para 2017, Hyundai apunta a vender 5,08 millones de vehículos en todo el mundo, mientras que Kia planea vender 3,17 millones de autos.

    Sin embargo, los analistas dijeron que las metas del grupo automotriz surcoreano serán complicadas de alcanzar.

    “No habrá un mercado sencillo para ellos este año. El crecimiento se estancará en los dos mayores mercados del mundo. Hyundai está apuntando muy alto”, dijo la analista de Nomura Angela Hong.

    Hyundai también enfrentará una dura lucha contra Toyota Motor Corp. y otros rivales japoneses en EE.UU. que se cree que ganen terreno debido a la debilidad del yen y sus nuevos modelos, dijo.
    r3