*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    MÉXICO.- Según los expertos, esto apenas es el inicio… analistas dicen que con base en la fórmula vigente para la determinación de los precios máximos, a partir del 3 de febrero, podemos esperar un nuevo incremento, esta vez del 8%.

    Recordemos que tras la liberalización de los combustibles, el precio de las gasolinas será fijados por diversos factores, entre ellos, los precios internacionales del petróleo, los costos de refinación, del transporte y almacenamiento, el margen comercial de la estación de servicio, los impuestos y el tipo de cambio vigente.

    El primer efecto de esta liberalización fue un incremento de hasta 20% en los precios de las gasolinas y el diésel a partir del 1 de enero y hasta febrero, cuando se espera que éstos cambien de nuevo.

    Analistas de Casa de Bolsa Finamex, esperan que la inflación general anual termine 2017 en 5%, mientras que la subyacente, que elimina precios volátiles como alimentos y energía, se ubique en 4.1%. Las cifras son mayores a lo que había estimado antes del anuncio del incremento del precio de la gasolina: 4.5% para la general y 4.0%, para la subyacente.

    Como es natural, este segundo gasolinazo, tendría un efecto el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), con el que se mide la inflación, de 40 puntos base adicional.

    Hay que dejar en claro que este nuevo impacto aún no está contemplado en su totalidad en su pronóstico del 5% para la inflación anual al cierre de 2017, debido a que todavía pueden variar los precios de las gasolinas al mayoreo en los Estados Unidos durante el año, pero claramente el riesgo de dicho pronóstico está al alza.

    jcrh