*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    NUEVA YORK.- Lisa Monaco, asesora del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sobre temas de seguridad cibernética y contraterrorismo, advirtió que las operaciones de información o complots orquestados por gobiernos para influir en comicios de otros países se multiplicarán. En un panel de discusión organizado en el Consejo de Relaciones Exteriores, Monaco se refirió a operaciones como la orquestada por Rusia para influir en las elecciones presidenciales de noviembre pasado en Estados Unidos, documentada en un informe elaborado por los servicios de inteligencia estadunidenses.

    “Las herramientas asimétricas de hackeo cibernético, intrusiones y operaciones de información son tácticas y técnicas que vamos a tener que aceptar cada vez más como una realidad hacia el futuro”, explicó Monaco, asesora en temas de seguridad nacional de Obama. La funcionaria afirmó que esta clase de operaciones de información no han sido discutidas como se debería por la opinión pública, pese a su potencial para influir en procesos democráticos. De acuerdo con el informe de inteligencia difundido el viernes pasado, Rusia montó una “campaña de influencia” que no sólo se basó en el robo de información cibernética de parte de hackers de entidades políticas en Estados Unidos, sino que incluyó elementos menos debatidos públicamente. El documento precisó que la campaña supuso operaciones encubiertas de inteligencia, que incluyeron además de actividad cibernética, abiertos esfuerzos de dependencias del gobierno de Rusia y de difusión de información falsa de medios vinculados al Estado.

    Asimismo, estas operaciones utilizaron intermediarios o aliados en plataformas de comunicación, así como un ejército de usuarios pagados de redes sociales conocidos como “trolls” a fin de alterar las discusiones en internet. Monaco sugirió que tanto que el gobierno de Estados Unidos no fue sorprendido por los ataques cibernéticos llevados a cabo por hackers, debido a que ya existe una ofensiva en este frente de parte de equipos rusos, chinos, iraníes y norcoreanos, la campaña más amplia sí fue novedosa. “El hackeo de entidades del sector público y privado no nos sorprende. Hemos hablado de eso y hemos identificado eso. La seguridad cibernética es una de las mayores amenazas económicas y de seguridad que enfrentamos y hemos tomado pasos para regularlas”, aseveró. Indicó sin embargo que “la cuestión de usar operaciones para interferir en la democracia” eran una cuestión que presentaba nuevos desafíos, que ha sido menos analizada y que será más evidente hacia el futuro.El informe de inteligencia señaló que la campaña fue directamente ordenada por el presidente ruso Vladimir Putin, quien “aspiraba” a ayudar a la elección del presidente electo Donald Trump.

    NOTIMEX/JRGA