*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    WASHINGTON.- Mohammed Barkindo secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebró la designación del petrolero Rex Tillerson como secretario de Estado al asegurar que se convierte”en un gran activo” para el próximo gobierno del presidente electo, Donald Trump.

    “Será in gran activo para el gobierno de EEUU”, dijo Barlkndo en su mensaje, al concurrir a una conferencia de prensa en el centro de estudios CSIS de Washington, poco después de conocerse la elección por parte de Trump.

    Barkindo afirmó que sería “más que un sobreentendido decir que Tillerson está más que cualificado para ocupar este importante cargo, particularmente en estos tiempos llenos de desafíos”.

    El próximo jefe de la diplomacia estadounidense, que aún debe recibir el visto bueno del Senado, tiene 64 años y es el máximo ejecutivo de la petrolera ExxonMobil, una de las más grandes del mundo. “Existe una línea muy delgada entre petróleo, geopolítica y diplomacia. Rex cuenta con un gran bagaje de experiencia en el mundo empresarial, y con una increíble red de conexiones en muchos países”, agregó el secretario general de la OPEP.

    Tillerson entró en ExxonMobil en 1975 como ingeniero y ascendió dentro del organigrama hasta convertirse en consejero delegado, cargo que ocupa desde 2006.

    En su intervención, Barkindo también subrayó la “importancia” del acuerdo del pasado 30 de noviembre por parte de los integrantes de la OPEP en el que se decidió reducir el bombeo del oro negro y anunciaron que fijarían un máximo de 32.5 millones de barriles diarios.

    “Ante quienes dudaban de la relevancia de la OPEP, hemos demostrado que estamos vivos y en buena forma, y seguimos comprometidos para mantener un plan de estabilización de precios”, dijo.

    Arabia Saudí, el mayor productor de petróleo del mundo, se ha comprometido a recortar casi 500,000 barriles diarios a partir del 1 de enero, mientras que los productores ajenos a la OPEP, entre ellos Rusia, indicaron que pueden reducir la producción en 558,000 barriles diarios.

    El pacto OPEP/No OPEP es la primera medida conjunta desde 2001 y fue tomada después de más de dos años de precios muy bajos. Como consecuencia, el crudo OPEP cerró ayer en $53.24 por barril, su nivel más alto desde el 23 de julio del 2015.

    La OPEP está conformada por Argelia, Angola, Ecuador, Gabón, Irán, Irak, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela, y representa un tercio de la producción mundial de petróleo.

    efe/r3