*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto
    israel templo

    JERUSALÉN.- Un tribunal militar israelí halló hoy culpable de homicidio al sargento Elor Azaria que hace nueve meses remató a un palestino herido y neutralizado en el suelo tras haber atacado a varios soldados en la ciudad cisjordana de Hebrón. El incidente, que ocurrió el 24 de marzo de 2016 en la ciudad de Hebrón, fue grabado por un palestino y el video dio la vuelta al mundo, suscitando una ola de críticas por la actuación del soldado, así como divisiones en el interior del gobierno israelí.

    Azaria, quien mató de un disparo en la cabeza al palestino herido, fue declarado culpable de homicidio culposo por un panel de tres jueces en el Tribunal Militar de Tel Aviv, en uno de los juicios más controvertidos de la historia del ejército israelí. Los tres jueces coincidieron en que no estuvieron justificados los disparos de Azaria que acabaron con la vida del palestino Abdel Fatah Sharif, un miliciano que participó en un ataque con cuchillo poco antes de ser abatido, según el diario israelí Haaretz. La jueza Maya Heller precisó que el agresor palestino ya no suponía ninguna amenaza y rechazó completamente los argumentos de la defensa del sargento que señalan que Azaria disparó al escuchar a alguien decir que “lleva un explosivo”.

    Según la sentencia, Azaria no respetó los protocolos establecidos por las propias Fuerzas Armadas para este tipo de casos, además no actuó por temor a que tuviera explosivos sino como venganza por el ataque contra su compañero. Durante el juicio, Azaria había argumentado: “Disparé por temor a que el terrorista, que llevaba un abrigo en un día caluroso, llevará un cinturón de explosivos. Esa mañana habíamos recibido alertas de un hombre suicida”. Pero también declaró en varias ocasiones que el miliciano merecía morir por haber participado en un ataque con cuchillo contra otro soldado.

    Los jueces militares determinaron que esas dos declaraciones son contradictorias y que por lo tanto Azaria, que servía en un equipo médico militar, es culpable de homicidio imprudente. Los jueces argumentan que no es creíble que Azaria creyera que el palestino portaba un chaleco bomba puesto que el día del incidente no lo mencionó, aunque más tarde esta alegación se convirtió en la principal línea de su defensa. El ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, que reside en una colonia judía en los territorios ocupados, pidió a la población respetar el veredicto, sin embargo numerosos políticos y simpatizantes de la derecha pidieron que se indulte a Azaria.

    En las inmediaciones de la corte se concentraron miembros de organizaciones ultraderechistas y de los sectores conservadores para exigir la absolución del sargento israelí, quien tras ser hallado culpable podría ser sentenciado hasta 20 años de prisión.

    Notimex/JRGA