*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DEL VATICANO.- A diferencia de sus antecesores o los líderes mundiales que le reciben, el Papa Francisco ha indicado que seguirá viajando sin vehículos a prueba de balas o fuertes medidas de seguridad porque quiere estar cerca de la gente.

    Esto, pese a que está plenamente al tanto de que puede ser en cualquier comento, blanco de un ataque terrorista.

    Con Francisco, los llamados Papamóviles blindados no tienen cabida, toda vez que el sumo pontífice usa vehículos comunes en sus viajes.

    “Soy consciente de los riesgos involucrados”, dijo en la introducción de un nuevo libro del autor italiano Andrea Tornielli.

    Tal vez soy imprudente, pero debo decir que no tengo ningún temor por mí, aunque siempre estoy preocupado por la seguridad de los que viajan conmigo y sobre todo de las personas con las que me reúno en varios países. Hay siempre el riesgo de una acción insensata de un loco. Pero el Señor siempre está ahí”, dijo Francisco.

    El libro, llamado “Viajar”, trata de los 17 viajes a más de 25 países fuera de Italia que Francisco ha hecho desde que fue elegido Papa en 2013. Se espera que haga al menos dos viajes internacionales este año, uno a Portugal y otro a India y Bangladesh.

    “Entiendo totalmente las necesidades de seguridad y estoy agradecido (de las fuerzas de seguridad), pero un obispo es un pastor, un padre, y no puede haber demasiadas barreras entre él y la gente”, sostuvo.

    “Debido a esto, he dicho desde el principio que viajaría sólo si podía tener contacto con la gente”, agregó.

    Durante los últimos dos años, la policía italiana ha incrementado notablemente la seguridad en el área cercana al Vaticano, un Estado soberano ubicado en el centro de Roma, a raíz de los ataques de extremistas islámicos en Europa.