*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    WASHINGTON.- El Senado celebrará la próxima semana una audiencia sobre las amenazas cibernéticas que enfrenta Estados Unidos, la cual se anticipa estará dominada por el “hackeo” conducido por Rusia durante el pasado proceso electoral. En la audiencia programada para el próximo jueves ante el Comité de Servicios Armados, que preside el senador John MCcain, comparecerán algunos de los principales responsables del área de Inteligencia del gobierno.

    La lista la encabezarán el director nacional de Inteligencia, James R. Clapper; el secretario de Defensa Adjunto para Inteligencia, Marcell J. Lettre II, y el comandante del Comando Cibernético y director de la Agencia Nacional de Seguridad, el almirante Michael S. Rogers. El anuncio de la audiencia se produjo horas después de que el presidente Barack Obama decidiera el jueves la expulsión de 35 diplomáticos rusos identificados por el gobierno como espías, como parte de nuevas sanciones contra Rusia en respuesta al “hackeo”. Obama impuso sanciones a nueve entidades e individuos, incluyendo entre las primeras al Servicio Federal de Seguridad (FSB, por sus siglas en inglés), el sustituto de la KGB, así como la Agencia de Inteligencia Central (GRU), y tres empresas que proporcionaron apoyo material a las operaciones cibernéticas del GRU.

    Asimismo, cuatro oficiales del GRU fueron sancionados, a la vez que el Departamento del Tesoro designó a dos ciudadanos rusos como sujetos de sanciones por haber incurrido en acciones de apropiación indebida de dinero e información de ciudadanos estadounidenses. El Departamento de Estado ordenó además el cierre de dos instalaciones del gobierno ruso en Maryland y Nueva York, que de acuerdo con las autoridades estadounidenses fueron utilizadas por personal ruso para propósitos de inteligencia. El gobierno instruyó además al Departamento de Seguridad Interna (DHS) y la Oficina Federal de Investigación (FBI) a divulgar información técnica desclasificada sobre la actividad cibernética del servicio de inteligencia civil y militar ruso, para ayudar a los defensores de redes en Estados Unidos y en el extranjero a detectar y responder a estas acciones.

    Un informe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) concluyó semanas atrás que Rusia intervino en las elecciones del 8 de noviembre pasado para ayudar a Donald Trump a ganar la Presidencia sobre Hillary Clinton, aunque la primera voz de alerta se hizo pública desde octubre. Entre las entidades e individuos que fueron blanco de este “hackeo” figuraron el Comité Nacional Demócrata (NDC) y John Podesta, quien a la postre era el presidente de la campaña presidencial de Clinton, aunque el presidente electo, Donald Trump, desestimó la valoración de la mayoría de las agencias de inteligencia que apuntaron a Rusia como fuente de estos ataques.

    Notimex/JRGA