"La globalización es un chivo expiatorio" - Digitall Post : Digitall Post
DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    DAVOS, SUIZA.- Klaus Schwab, fundador del Foro Económico de Davos, es categórico y asegura que la globalización, de la que siempre ha sido un gran defensor, se ha convertido en un chivo expiatorio de los problemas del mundo.

    La llegada al poder de Donald Trump o el Brexit “no sólo representan la hostilidad contra la globalización”, dijo en la sede en Ginebra del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), un imponente edificio a orillas de lago Leman.

    Schwab reconoce que el mundo está viviendo cambios muy rápidos que han desestabilizado a las poblaciones y provocan “cierta ansiedad”. “La gente busca una identidad en este mundo nuevo y la globalización es un chivo expiatorio muy fácil”, asegura.

    Según el fundador del WEF, que desde 1971 reúne cada año en el foro de Davos a líderes políticos y económicos de todo el mundo, los cambios a nivel global, en particular provocados por las nuevas tecnologías, han provocado una “crisis emocional” que no sólo puede explicarse por la globalización.

    Para Schwab, doctor en economía, para hacer frente a esta situación el mundo “sólo” necesita líderes que sean “receptivos” y “responsables”.

    Un líder así “escucha a la gente que forma parte de su equipo y toma las decisiones necesarias para resolver los problemas”. Según Schwab, debe además buscar las raíces del problema, es decir, “por qué la gente está enfadada y no está satisfecha”.

    Para lograrlo se necesita “la valentía de actuar”, añadió, recordando que el lema del foro de Davos este año es un llamamiento para un liderazgo “receptivo y responsable”. Sobre el retorno del proteccionismo en muchos países del planeta, Schwab augura que a largo plazo llevará a un “mundo muy frágil (…) con el retorno de las fronteras y todos los inconvenientes que esto implica para los negocios y para la gente”.

    El fundador del WEF también dijo estar preocupado por el hecho de que los países se están volviendo “cada vez más egoístas” bajo la presión del electorado. “Se pide a los líderes que trabajen a favor de los intereses nacionales, en detrimento de la cooperación global”, lamentó.

    “En un mundo que se está desintegrando y que se polariza, se necesita un instrumento de diálogo” como el foro de Davos, que reúne a responsables políticos, económicos y sociales, reivindicó Schwab.

    “Los grandes problemas del mundo no los pueden resolver simplemente los responsables políticos o económicos, hace falta una cooperación entre todas las partes”, dijo, abogando por la integración del mundo de los negocios, de la sociedad civil y de los mejores expertos.

    La edición 2017 del foro, que tendrá lugar la próxima semana del 17 al 20 de enero, estará marcada por la presencia por primera vez de un presidente chino, Xi Jinping, a la cabeza de una importante delegación del gigante asiático.

    con información de agencias

    jcrh