*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    TOKIO, JAPÓN.- Por sexto año consecutivo el dueño de una importante cadena de restaurantes japonesa hace la mejor oferta para conseguir la pieza más codiciada de la tradicional subasta de Año Nuevo en el país nipón, un atún cuyo coste ha sido de más de seiscientos mil euros.

    El mismo empresario ostenta el récord de 2013 cuando pago el doble por otro ejemplar. A pesar del alto precio, a Kiyoshi Kimura su atrevimiento le sale mucho más rentable que realizar una campaña publicitaria.

    con información de agencias