*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    “En las grandes crisis, el corazón se rompe o se curte”: Honorato De Balzac

    La cruda realidad demuestra la intención: “joder a México”. Aun y cuando Enrique Peña Nieto lo niegue y sus funcionarios intenten defender con argumentos para tontos su reforma energética, el fuerte aumento en los precios de las gasolinas anunciados por la Secretaría de Hacienda para el primer día del 2017, impactará en un menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país; elevará la inflación hasta 4.8%, fuera del objetivo del Banco de México; desencadenará una pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores, creará mayor desigualdad, cierre de empresas y caída del empleo formal. Además, generará mayor presión a los costos de todos los sectores productivos del país y se elevará un 12 por ciento el precio de las obras. En general, afectarán los costos de producción, distribución y logística, además de los programas de inversión y presupuestos.

    La política del gobierno federal, “deficiente y abusiva”, pone en riesgo la estabilidad social, advirtieron legisladores de oposición. El senador del PAN, Francisco Búrquez, dijo no se trata de un gasolinazo más, sino es “un robo a la población porque el gobierno sólo recaudará más impuestos. Es un robo en despoblado, pensar que en México se llegará a más de 18 pesos por litro (de combustible), el gobierno federal está jugando con fuego. Este aumento afecta a todos: en la transportación de cada trabajador, en la actividad del empresario o emprendedor que usa su vehículo, a las familias y a todos los productores cuyos precios consideran el costo de la gasolina. No sé que vaya a pasar, pero es momento de que lo ciudadanos se rebelen, si es necesario hacer bloqueos en Pemex, que se hagan, pero se debe hacer presión social”, destacó.

    La dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales, destacó los beneficios de la reforma energética no son reales ni se reflejan en los bolsillos de los ciudadanos; por el contrario, cada vez salen más perjudicados. “Si hubiera una receta para generar inestabilidad social, para sentirse angustiados respecto a lo que será el 2017, el gobierno federal está poniendo todos los ingredientes”, resaltó y agregó: “el aumento a las gasolinas ahora se suma a casos de gobernadores corruptos que le quitan a la gente los pocos beneficios que reciben del Estado; el aumento constante al precio del dólar, bonos a servidores públicos, inseguridad y una crisis profunda en materia de derechos humanos”.

    VORACIDAD RECAUDATORIA

    Por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), el gobierno se queda con 5 pesos por litro, lo cual le ha dado a las arcas gubernamentales 300 mil millones de pesos de ingresos al año. El esquema de fijación de precios, además de incrementarlos, propiciará un trato diferenciado en diversas regiones del país y dañará a los más pobres, señaló la senadora perredista Dolores Padierna. “Las zonas más ricas pagarán menores precios que las más pobres”, aseguró. A su vez, el coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda, afirmó el gobierno federal se niega a reconocer que el aumento en los combustibles no es algo para ayudar al país. “Es claro que México no se mueve en la dirección correcta y que el gobierno federal se ha negado a escuchar, revisar y rectificar. Ni la reforma energética ni la liberalización de precios contribuyeron a mejorar la economía. No es un hecho aislado, forma parte de una cadena de errores en la conducción de la política económica, como la devaluación del peso, el alza de las tasas de interés y ahora el aumento del precio de los combustibles”, destacó.

    En la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el grupo parlamentario del PRD anunció llevarán a cabo movilizaciones para “frenar el gasolinazo que afecta directamente a la ciudadanía”. El perredista Mauricio Toledo, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, hizo un llamado a los demás grupos parlamentarios para conformar “un frente único” en contra del aumento a los combustibles anunciado por al Secretaría de Hacienda y Crédito Público a partir del 1 de enero de 2017. El diputado local del Sol Azteca calificó como una irresponsabilidad por parte del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y del gobierno federal las medidas adoptadas, provocadoras de la inestabilidad en el país.

    También en redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea los usuarios han compartido cadenas en las cuales llaman a organizarse para protestar. Convocaron a una manifestación contra el gasolinazo el próximo domingo 1 de enero en el Ángel de la Independencia. “Asiste este domingo 1 de enero a las 12 pm con playera blanca en el Ángel de la Independencia”, indica la invitación. “De manera organizada y pacífica exijamos NO al incremento a la gasolina, para que millones logremos estar ahí y juntos recordarnos que en México estamos unidos y sí existe la esperanza de un mejor país. Demostremos nuestro interés de mejorar nuestro país, asistiendo e invitando a 60 conocidos. Es muy fácil criticar, pero el hacer acciones positivas es lo que en verdad cuenta”.

    Asimismo, invitan a los ciudadanos a cargar sus tanques de gasolina esta semana y, a manera de boicot, no comprar nada de combustible los primeros tres días de enero, cuando entra en vigor el nuevo gasolinazo. “Hagamos una revolución pacífica sin disparar un solo tiro, frente a un gobierno mentiroso y traidor, la unión hace la fuerza somos más los ciudadanos que el gobierno. Les ganaremos al guerra en 72 horas”, señalan.

    Asimismo, convocan a los consumidores a exigir una reforma constitucional para disminuir el sueldo, viajes al extranjero y aguinaldo de los legisladores federales. Así como la eliminación del fuero, la vigencia de la NO REELECCION y, para ejercer el cargo, demuestren tener probidad moral y se les hagan exámenes toxicológicos, de conocimientos y aptitudes. Se hace un llamado a la ciudadanía para modificar las leyes y así acabar con las pensiones vitalicias de los ex presidentes.

    PRESIÓN A COSTOS

    El sector industrial del país está preocupado por los aumentos en los precios de las gasolinas a partir del 1 de enero. Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), aseguró: “son noticias que vienen a generar más presión a los costos que enfrentan los productos de todos los sectores productivos del país. Los industriales nacionales reciben con inquietud esta noticia, pues estamos concluyendo un año 2016 de nulo crecimiento en el conjunto de la industria mexicana, prevemos un panorama complicado para 2017 y estas noticias vienen a reafirmar que será un año complicado para la industria mexicana”, señaló en un comunicado.

    Si el ajuste de precios permitirá a México colocarse conforme a los mercados internacionales, “es el momento de reimpulsar además las políticas de fomento productivo en todo el país para garantizar el crecimiento económico en el mediano y largo plazos, sin comprometer las capacidades productivas del presente”, afirmó Herrera Vega, quien pidió conformar un “blindaje productivo” el cual les permita enfrentar presiones por el alza a los combustibles y el tipo de cambio. Sostuvo es preciso generar condiciones para desarrollar nuevas inversiones, además de dar certidumbre a las asentadas en el país y se cumpla esa otra parte esperada de toda reforma, la de incentivar el fortalecimiento de las empresas mexicanas.

    Herrera Vega propuso avanzar hacia un sólido blindaje productivo para propiciar una mayor competitividad y fortalecimiento de actividades industriales. Pidió elevar el contenido nacional de los proyectos productivos de infraestructura con inversión y coinversión pública-privada; incrementar el financiamiento y las garantías de la banca de desarrollo para el sector productivo nacional, con tasas preferenciales a fin de mantener el flujo de inversiones orientadas al fortalecimiento del crecimiento económico; elevar el contenido nacional de las compras del gobierno federal; aplicar un agresivo esquema de mejora regulatoria, el cual garantice una reducción de hasta 30 por ciento de los costos administrativos de las empresas a nivel federal y la firma de un Acuerdo Nacional por la Preservación del Empleo.

    El fortalecimiento productivo del mercado interno debe ser uno de los objetivos a consolidar en 2017, concluyó el dirigente empresarial.

    SUBIRÁ COSTO DE OBRAS

    Como consecuencia de los incrementos a los precios de la gasolina, el cemento y el acero, el próximo año se registrará un aumento de 12 por ciento en el costo de las obras, advirtió la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC). Por ello, se deben buscar alternativas para llevar a cabo los proyectos de infraestructura, señaló Gustavo Arballo, presidente del organismo.

    “En 2017, debemos ser muy conservadores, ahora la tasa de crecimiento está entre cero y uno, y habrá de esperar a ver cómo termina el 2016, el cual andará en ese orden y en función a ello, la industria se tiene que volcar en buscar herramientas, esas posibilidades”, dijo el dirigente de la CMIC. Destacó se espera un alza de hasta 40 por ciento en el cemento y de 20 por ciento en el acero, lo cual provocará el aumento en el costo de las obras de 12 por ciento, cifra mayor al seis por ciento con el cual se cerrará el presente periodo. Frente a ese panorama, incluso obras como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) o el Nuevo Puerto de Veracruz podrían modificar su costo. Por ello, dijo, se buscarán recursos de fondos internacionales los cuales permitan llevar a cabo los proyectos de infraestructura.

    ALIMENTOS MÁS CAROS

    El alza a los precios de las gasolinas y el diésel repercutirá en los costos de producción y en los precios de los alimentos, advirtieron el Movimiento el Campo Somos Todos, el Congreso Agrario Permanente, el Frente Auténtico del Campo y el Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche. Se incrementarán las materias primas, el transporte y los alimentos, precisó Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche.

    El gasolinazo es un golpe a la economía de la población, sostuvieron José Narro Céspedes y Carlos Ramos, de la coordinación política de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala y del Movimiento el Campo Somos Todos. No descartaron estalle la protesta social y empiecen las “tomas” de gasolineras por los consumidores para que el precio pagado sea de 10 pesos por litro, no más. “Los ciudadanos no podemos seguir soportando las mentiras del gobierno, ni que siga jugando con nosotros, pues el presidente Peña Nieto había asegurado que con la reforma energética bajarían los precios de la gasolinas, pero el resultado es inverso. La protesta social es la respuesta al gasolinazo”, advirtió José Dolores López Barrios, de la Central Independiente de Obreros, Agrícolas y Campesinos.

    Los productos de la canasta básica costarán entre 5% y 8% más a partir de enero de 2017, debido al aumento de los precios de las gasolinas y el diésel y su ajuste diario a partir del 18 de febrero, adelantó el comercio organizado de la Ciudad de México. Humberto Lozano, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) advirtió: el aumento al salario mínimo anunciado hace unas semanas quedará pulverizado pues el costo de los productos será ajustado paulatinamente, en cuanto los productores y distribuidores resientan los nuevos costos de los combustibles.

    Además, algunos artículos de importación de uso personal y electrodomésticos, entre otros, podrían elevar su precio, sobre todo por la incertidumbre de lo que pueda ocurrir entre el 20 de enero, cuando toma posesión Donald Trump como presidente de Estados Unidos, y el 18 de febrero, cuando se inicia el ajuste diario al precio de las gasolinas.

    Los pequeños comerciantes, empresarios y prestadores de servicios ajustarán sus precios al consumidor, en la medida que la cadena de producción y de distribuidores mayoristas se los hagan llegar, considerando el sector de las micro, pequeñas y medianas empresas como la última instancia en la cadena de distribución y quedan a merced de ésta, señaló Ada Irma Cruz, presidenta de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope).

    El sector, dijo, buscará absorber el aumento que tendrá desde el primer día del año la movilización de sus mercancías; sin embargo, “no es posible determinar cuánto tiempo será operable amortizar ese costo, lo que traerá un menor consumo y una contracción del mercado interno, cuando lo que se requiere es expandirlo”.

    LO LOCAL: QUINTANA ROO

    Por su parte, Carlos Cardín Pérez, ex presidente municipal de Benito Juárez y ex diputado hizo también un llamado a los ciudadanos quintanarroenses ya que, aun y cuando el incremento a las gasolinas lo sufrirán meses después de haberse puesto en práctica en el resto del país, el impacto por el aumento se sufrirá parejo y tal vez con mayor intensidad al existir en esta entidad un fuerte consumo y por lo tanto adquisición por parte de los mayoristas, de la totalidad de artículos de primera necesidad y de insumos tanto para la industria hotelera como para los habitantes, en ellos se incluyen los alimentos.

    La participación de líderes con amplio reconocimiento de la sociedad, es vital en momentos como el actual, en donde todo es cierto y todo es mentira y no por la calidad del espejo con el que se mira sino por el valor económico que tiene. Carlos Cardín Pérez, ex director de la delegación de Fonatur en Quintana Roo, ex presidente municipal de Benito Juárez, ex diputado local, le hace una propuesta al señor José Antonio Meade Kuribeña, titular de Hacienda, en relación al precio de la gasolina que entrará en vigor a partir del primero de enero del próximo año, es decir, en unos días. “Le propongo que ponga el precio del litro de gasolina a 10 pesos máximo con lo que los ciudadanos pagaríamos el 43 por ciento del precio de referencia internacional; el 14 por ciento del margen comercial, mermas y costos de transporte (a revisión el porcentaje) y el 17 por ciento del IVA y otros impuestos; el 26 por ciento del IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios), que es de donde usted espera obtener los 240 mil millones de pesos que necesitan las finanzas nacionales. Esos sáquelos de reducir el 50% de gastos con partidos políticos, a las Cámaras de Diputados y Senadores, a las secretarías de Estado, al Poder Judicial y también de otros apoyos especiales a la IP, a estados, municipios y asociaciones civiles fantasmales, así como a subsidios y convenios con diferentes medios porque, “EL PUEBLO YA NO PUEDE MÁS”.

    DE LOS PASILLOS

    Por el momento, el Ejército Mexicano no regresará a los cuarteles, confirmó el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Cepeda, durante una reunión en la cabecera municipal de Chilapa, Guerrero, en donde se evaluó la estrategia de seguridad aplicada por el gobierno federal en los 50 municipios con más violencia en el país, seis de ellos en esa entidad, incluida Chilapa.

    [email protected];
    Facebook.com/LiliaArellanoOficial y
    twitter @Lilia_Arellano1.
    r3