*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados aprobó con votación de 378 a favor y dos abstenciones, cambios legales para prohibir a personas acusadas por abuso sexual de menores, que se acerquen a sitios donde los infantes se congregan o bien, se les imponga vigilancia policial.

    El proyecto de reforma al Código Penal Federal y que será enviado al Senado de la República, contempla la creación del Registro de Personas con Sentencia Firme a las que se les ha impuesto como sanción, la prohibición de acudir a lugares determinados en los que haya presencia de infantes, esto, por haber cometido delitos contra el desarrollo psicosexual, hostigamiento sexual, abuso sexual, estupro, violación o incesto.

    Esos datos se pondrán a disposición de padres de familia y tutores, con el fin de que tomen las previsiones necesarias y protejan la integridad de sus hijos.

    Asimismo, se presentó el dictamen de la Comisión de Justicia con ajustes a la Ley General de Víctimas, a través del cual se prevé agilizar el apoyo y atención a quienes han sufrido las consecuencias de la inseguridad, el delito o violaciones a derechos humanos.

    Al presentar el documento referente a la Ley de Víctimas, el presidente de la Comisión de Justicia, el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Álvaro Ibarra, señaló que el propósito es modernizar la normatividad para permitir a las víctimas el acceso a la reparación del daño y adecuar los mecanismos de coordinación entre los estados y la Comisión Ejecutivo de Atención a Víctimas.

    En cuanto a las reformas al Código Penal Federal la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Martha Cristina Jiménez Márquez señaló que de acuerdo a cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en México existen aproximadamente 4.5 millones de niños y niñas víctimas de abuso sexual.

    Recalcó que el propósito de la norma es agravar las penas contra pederastas, y al mismo tiempo, informar a padres, tutores y quienes están en contacto con los menores, sobre la identidad de los agresores.

    Añadió que aunado a la prohibición de acudir a sitios donde haya presencia de niños y niñas, se podrá imponer a los agresores vigilancia policíaca.

    En el debate, la diputada del Partido Encuentro Social (PES), Edith Martínez, manifestó su voto a favor, pero reclamó que se haya aprobado una propuesta de la bancada del PAN, cuando ella también presentó una iniciativa en esos términos y aún más clara, pero no fue atendida.

    La congresista incluso señaló que la normatividad avalada será inoperante, porque podría violar los derechos de los sentenciados por delitos sexuales y porque será difícil impedir que un agresor sexual se acerque a una plaza pública o un sitio donde también hay niños.

    con información de agencias

    jcrh