*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    MÉXICO.- El Congreso de la Unión cerró el periodo ordinario más improductivo de este sexenio, al dejar dos mil 131 pendientes; es decir, 221.9 por ciento más que el año pasado.

    Sin embargo, tuvieron tiempo para autoasignarse el llamado “bono navideño”, el cual por supuesto que generó polémica. No olvidemos que para este fin de año, se espera que tengan ingresos del orden de 521 mil 294.1 pesos por cada diputado y 400 mil 35.4 pesos por cada senador, que implicaron una erogación mensual de 311 millones 851 mil 581.2 pesos.

    Durante el periodo ordinario que concluyó, senadores y diputados federales aprobaron 351 asuntos, desecharon 38, atendieron tres y retiraron de proceso legislativo 41 más, para dejar pendientes un total de dos mil 131 iniciativas, propuestas con puntos de acuerdo y nombramientos.

    Con base en las estadísticas del Sistema de Información Legislativa, para un primer periodo de año legislativo, que corre del 1 de septiembre al 15 de diciembre de cada año, con excepción del año en que hay cambio de gobierno federal, que dura hasta el 31 de diciembre, el mayor nivel de productividad legislativa lo registraron el Senado y la Cámara de Diputados en 2012, cuando sólo dejaron 227 pendientes.

    En los años 2013 y 2014 senadores y diputados fueron altamente productivos y fue cuando procesaron las Reformas Estructurales, tanto las emanadas por el extinto Pacto por México, como de las iniciativas presidenciales, ciudadanas y legislativas.

    Durante el periodo ordinario que concluyó, senadores y diputados federales aprobaron 351 asuntos

    Las estadísticas realizadas por el Sistema de Información Legislativa (SIL), de la Secretaría de Gobernación, que da seguimiento a las actividades en las Cámaras del Congreso, dejan ver que entre septiembre y diciembre de 2012, el Congreso de la Unión dejó 227 pendientes; al siguiente año, en 2013, los pendientes sumaron 281 asuntos.

    Para 2014, cuando se concretó la mayor parte de la legislación secundaria relacionada con las reformas constitucionales estructurales, el Congreso de la Unión dejó un total de 316 pendientes. En 2015 fueron 662 pendientes.

    Y en este año, el registro es de dos mil 131 pendientes, lo que significa un aumento de mil 469 asuntos pendientes, que implican 221.9 por ciento más que el año pasado.

    Así, el Congreso de la Unión concluyó la semana pasada el periodo ordinario más improductivo del actual sexenio.

    El Senado dejó en este periodo un total de 800 pendientes que, frente a los 269 del mismo periodo del año pasado, implica un aumento de 531 asuntos pendientes; es decir, 197 por ciento más.

    La Cámara de Diputados dejó mil 331 pendientes este periodo ordinario, 949 más que el año pasado, lo que representa un incremento de 248 por ciento.

    Reiteramos que los integrantes del Congreso de la Unión cerraron este periodo ordinario en medio de críticas, por la decisión de los diputados federales de entregarse un bono extra de 150 mil pesos, para hacer un total de ingresos en este mes por 521 mil 294.1 pesos, de los cuales 140 mil 504 pesos son de aguinaldo; 67 mil 515 pesos por apoyo al personal de gestión, 73 mil 817.10 pesos de dieta mensual; 45 mil 786 pesos de asistencia legislativa; 28 mil 772 pesos por atención ciudadana y 14 mil 900 pesos por apoyo al transporte, más el bono.

    Los senadores recibieron un total de 400 mil 35.4 pesos; de los cuales 171 mil 443.80 pesos son de dieta mensual y 228 mil 591.6 pesos de aguinaldo.

    Sin embargo, senadores y diputados aseguraron que su trabajo fue productivo.

    con información de agencias y Excélsior

    jcrh