*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    MÉXICO.- ¿Andrés Manuel López Obrador del lado de Enrique Peña Nieto? Esto sería posible gracias a Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos. Y es que el político tabasqueño declaró que en caso de que hubiera una amenaza a los intereses de los mexicanos y los derechos de los migrantes, tendría lugar esta sui generis alianza.

    El presidente nacional de Morena dijo que para enfrentar los retos de la nueva administración en Estados Unidos debe haber unidad entre los mexicanos, por lo que consideraría colaborar con Peña Nieto.

    – ¿Estaría usted dispuesto a colaborar con el gobierno de Peña Nieto para enfrentar lo que pudiera venir con Donald Trump?, le preguntó Carlos Loret de Mola en el programa Despierta.

    “Si hubiese una amenaza a los intereses de los mexicanos, a los derechos de los migrantes”, respondió.

    -¿Se pondría de lado de Peña Nieto?

    Sí, si la causa lo demandara, fácil, ahí estaría al lado de Peña Nieto y de quien fuese para defender al pueblo, para defender a los migrantes y para defender la soberanía del pueblo”, dijo López Obrador.

    Respecto a la relación bilateral entre Estados Unidos y México, el presidente de Morena dijo que se buscará establecer una nueva, basada en la cooperación para el desarrollo.

    “Vamos a convencer al gobierno estadunidense, lo vamos a convencer de que lo mejor para la relación entre los dos países es la cooperación para el desarrollo”, aseguró.

    “Necesitamos cooperación, no nos importa el Plan Mérida o que nos manden armas, lo que queremos es que haya crecimiento”, dijo.

    El presidente de Morena aseguró que a pesar de ser “el dirigente político más atacado del país”, él no odia a nadie porque no son sus enemigos.

    “Pero se los puedo garantizar, siempre me gusta decir lo que pienso, soy sincero, no los odio, no tengo enemigos ni quiero tenerlos, tengo adversarios”, dijo, “no odio, soy feliz, soy feliz porque se puede ser feliz buscando la felicidad del prójimo y ése es mi trabajo”.

    Dijo que él acepta la crítica ya que “soy demócrata, no creo en el pensamiento único, no soy autoritario”; sin embargo, aseguró que se ha convertido en una industria porque mucha gente vive de atacarlo.

    “Estoy convertido desde hace unos años en una industria, viven de atacarme muchos periodistas, soy cliente asiduo, permanentemente, me están atacando y les pagan por eso y de repente contesto”, dijo.

    López Obrador afirmó que puede ser considerado como un candidato “antisistema”, debido a que lucha contra un régimen corrupto.

    “Yo estoy en contra del régimen corrupto y pienso que hace falta un cambio verdadero, una transformación, si eso es ser antisistema soy antisistema”, aseguró.

    con información de agencias y Milenio

    jcrh