*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO.- Finalmente el Instituto Nacional Electoral (INE) ha entrado en razón y ha cancelado la construcción de su nueva  y polémica sede, el cual tendría un costo de mil millones de pesos… claro que también requirió de que el país se encuentre en una seria situación económica y el que el Gobierno federal, instruyera a los altos mandos a una reducción -apenas del 10%-de sus salarios.

    Se necesitaron dos días de deliberaciones, pero finalmente se llegó a la conclusión de que se pondría a disposición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de la Cámara de Diputados, los mil millones que el organismo tiene en el fideicomiso para la construcción del inmueble. De acuerdo a las proyecciones que tenía el instituto, en 2016 se realizaron todas las previsiones administrativas –proyecto ejecutivo, licitaciones, entre otros- y se tenía previsto iniciar este año su construcción pero se valoró que no había condiciones para concretarlo.

    En paralelo, el INE determinó reducir el 10 por ciento el salario de los consejeros electorales y de los altos mandos ejecutivos en consonancia con las disposiciones del gobierno federal contenida en el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar anunciadas el pasado lunes.

    Sin embargo, el área administrativa revisará otras posibles alternativas para realizar mayores ahorros en el gasto operativo del organismo, aunque se espera que su instrumentación aun tarde algunas semanas más.

    jcrh