*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO.- Fernando Herrera Ávila, coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) el Senado, advirtió que tras el fracaso de la estrategia de seguridad implementada por el Gobierno federal, y luego de no ofrecer los resultados esperados, es necesario llevar a cabo un cambio de fondo.

    Un ejemplo de la falla, tiene que ver con el incremento de homicidios dolosos en el país, durante el presente año. Esto se puede atribuir, a la debilidad institucional local para combatir nuevas células delictivas del fuero común y los cambios de gobierno locales que generan desequilibrios y no dan continuidad a los esfuerzos.

    De acuerdo con Herrera Ávila y contrario a lo que trata de hacer pensar el Gobierno federal, la inseguridad no es un tema que se focalice en algunas ciudades o estados. La percepción de la población en general, es que la inseguridad se ha extendido en todo el país.

    En las ciudades con más de 100 mil habitantes, el 68 por ciento de la población de 18 años y más, considera que vivir en su ciudad es inseguro, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), dado a conocer en septiembre pasado.

    El coordinador de la bancada panista dijo que hay coincidencia en la necesidad de que estados y municipios cuenten con cuerpos policiales sólidos, profesionales, bien capacitados y con equipos adecuados; además, de que se concreten las reformas en materia de seguridad pública.

    “Pero también insistimos en que se requiere una nueva estrategia integral para el combate a la delincuencia, toda vez que programas e instituciones diseñadas en la presente administración ya fueron rebasadas por la criminalidad”, aseveró.

    Herrera, dijo que hechos y registros estadísticos de los meses recientes muestran municipios y estados convulsos por los constantes robos y asaltos en las calles y en el transporte público, así como por la extorsión, el secuestro y el despojo de dinero y bienes que padecen los ciudadanos a manos de criminales.

    con información de agencias

    jcrh