*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    MÉXICO.- ¿Qué hacer ante la actual crisis económica y social que ha generado el aumento al precio de las gasolinas? La respuesta es por demás obvia: recortar los fondos públicos que reciben hoy en día los partidos políticos, una propuesta enarbolada por gobernadores, legisladores y diversos sectores de la sociedad civil.

    Es importante señalar que en este 2017, los nueve partidos políticos con registro, estarán recibiendo 4 mil 59 millones de pesos del erario, además del financiamiento local con el que cuentan los estados donde tienen registro.

    Ante este panorama, a lo largo del país se han presentado acciones de parte de los gobiernos estatales. En Jalisco, Aristóteles Sandoval, gobernador del estado presentó una iniciativa al Congreso local con la finalidad de eliminar el financiamiento público a los partidos en años no electorales. En caso de ser aprobada, se tendría un ahorro de 269 millones de pesos este 2017.

    En Nuevo León, Jaime Rodríguez, mandatario estatal, planteó el mismo tema a sus homólogos que integran la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), durante la reunión con los titulares de Hacienda, Energía y Pemex.

    “Propongo que los gobernadores hagamos un acuerdo todos para pedirle al Congreso que modifique la ley y le quite el financiamiento a los partidos políticos, porque los ciudadanos reclaman de nosotros esa intención de reducir gastos”, indicó Rodríguez, quien llegó a la Gubernatura bajo la figura de candidato independiente.

    Por otro lado, en la Ciudad de México, Movimiento Ciudadano busca impulsar una iniciativa con la meta de eliminar el financiamiento público a los partidos y permitir las cuotas privadas con topes definidos y mecanismos de transparencia.

    “El financiamiento a los partidos es un gasto ofensivo y nosotros creemos que si en algún lado se puede recortar es en el financiamiento a los partidos”, planteó Clemente Castañeda, coordinador de la fracción de MC en San Lázaro.

    Sin embargo, algunas de estas iniciativas se encuentran congeladas, como la que presentó el senador panista Ernesto Ruffo de reducir al 50 por ciento el dinero público a los partidos, y otras han sido rechazadas. Tal es el caso de la del legislador independiente Manuel Clouthier, quien planteó vincular el financiamiento al número de personas que acuden a las urnas y no al total del padrón electoral.

    jcrh