*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO.- La participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, serán reguladas de acuerdo con Miguel Barbosa Huerta, coordinador del PRD en el Senado de la República.

    Y es que el sol azteca, presentará ante la Comisión Permanente, una iniciativa en la cual se propone un regreso gradual y ordenado del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea a sus cuarteles, en un plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor de la Ley General en Materia de Seguridad Pública.

    Claro que esto, tendrá que estar condicionado a que los cuerpos policíacos cuenten con la fuerza para encargarse de la seguridad pública a través de una evaluación del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

    De acuerdo con Barbosa, bajo este nuevo formato, la participación de las Fuerzas Armadas en operaciones de seguridad pública, sólo tendrá lugar dentro de un esquema que garantice ele respeto y protección a los derechos humanos. Igualmente sólo se solicitaría su presencia, en situaciones excepcionales, pero bajo ciertos límites de tiempo.

    Barbosa al mismo tiempo, ha dejado en claro que la iniciativa del PRD no solo pretende dar un marco legal a las tareas del ejercito y marina sino que es mucho mas completa en esta materia.

    Creo que las dos otras son buenas, pero la nuestra ya tiene, ya recoge, muchos más elementos que han sido puestos sobre la mesa después, como es normal, los productos que siguen siempre son mejores, claro que yo reconozco la necesidad de una ley que regule la participación de las fuerzas armadas, pero a ver no es el propósito en sí, la seguridad interior son muchas más cosas, que solo la participación del ejército y la armada, porque se está pensando que es solo regular la participación del ejército y no es así”.

    La reforma propone una serie de procedimientos para garantizar la eficacia de las funciones policiales, las cuales aumentarán gradualmente la intensidad de la intervención si la corporación policíaca no adquiere las capacidades necesarias para desempeñar su función.

    Esta intervención podría ir desde la mera recomendación de acciones, pasando por la remoción de mandos, hasta la delegación de seguridad pública municipal a la estatal o de ambas a la Federación.

    Una vez que se determine atender la necesidad de atender una afectación a la seguridad interior, la intervención debe ser temporal, circunscritas a un municipio, entidad o región determinada y proporcional en relación al evento que se busca erradicar.

    jcrh