*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO.- En México, se estima que existen más de 150 mil personas con Síndrome de Down. De ellas, por lo menos 30 mil habitan en la Ciudad de México. La mayor recurrencia de nacimientos con este síndrome se da en mujeres que se embarazan a muy temprana edad, entre los 16 y 19 años, y en más de 40 años de edad.

    Por tal motivo, es necesario que haya capacitación a maestros y educadores para que los infantes con Síndrome de Down tengan una mayor integración y aprendan de sus compañeros de escuela, de acuerdo con la asambleísta Elena Segura Trejo.

    De acuerdo con la perredista, el Síndrome de Down no es una enfermedad, sino una discapacidad intelectual.

    Igualmente indicó que esta situación se está dando con mayor frecuencia entre las mujeres, de tal manera que según el Inegi, hace 10 años de cada 600 niños que nacían, uno tenía la probabilidad de tener Síndrome de Down, ahora de cada 700 que nacen, dos tienen esa probabilidad.

    Actualmente, dijo, la atención que se da a infantes con este síndrome es principalmente a través de la iniciativa privada o asociaciones que forman los propios padres de familia.

    Explicó que los niños son de un aprendizaje repetitivo, de tal manera que si ven conductas con otras discapacidades, en lugar de avanzar, retroceden porque ellos imitan.

    Además, dijo, tengan protección de salud porque de estos 30 mil niños que hay en la Ciudad de México, el 60 por ciento viven en áreas de pobreza y pobreza extrema, por lo que no reciben la atención adecuada y en el mejor de los casos su ámbito se limita al entorno familiar.

    Ante este problema, la legisladora promovió que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobara la creación de la Ley para la Atención Integral de Personas con Síndrome de Down de la Ciudad de México.

    La nueva ley tiene como propósito apuntalar el desarrollo, bienestar e inclusión social de este sector la población, mediante la atención integral a su salud y concientización de la sociedad sobre sus necesidades. Igualmente se buscó incluir la figura de Unidad de Atención Integral y Específica que impulsará un Programa de Atención Integral y un Área de Investigación, Estudios y Actualizaciones en materia de la condición del Síndrome de Down.

    La unidad que tendrá un presupuesto para el próximo año de 50 millones de pesos, será un espacio de ayuda en la generación de estrategias basadas en el conocimiento científico. La citada Unidad depende del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) capitalino.

    Segura Trejo expuso que la Unidad de Atención Integral y Específica tendrá, entre otras atribuciones: planear, coordinar y ejecutar acciones institucionales que, en materia de apoyo y asistencia, genere el Gobierno de la Ciudad de México a favor de las personas con Síndrome de Down.

    Además, difundirá información respecto de los planes, programas o acciones que brinde, prestando el servicio de atención, orientación, canalización y seguimiento.

    Explicó que la referida Unidad establecerá unidades móviles en todas las demarcaciones de la capital, con el propósito de coordinar e implementar el Programa de Atención Integral y Específica a personas con Síndrome de Down de manera focalizada y permanente.

    Manifestó que la Administración Pública capitalina implementará un programa integral de formación, actualización, capacitación y profesionalización de quienes participen en los procesos de atención, asistencia y protección de las personas con Síndrome de Down.

    Con lo anterior se propone proporcionar las herramientas necesarias que contribuyan a garantizar sus derechos, libertades y seguridad; su normal desarrollo psicológico, sin discriminación, ni exclusión de ningún tipo.

    con información de agencias

    jcrh