*

DigitAllPost 2016©
Todos los derechos reservados

Contacto

    CIUDAD DE MÉXICO,-  Integrar a los estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey en la transmisión y aplicación de conocimiento científico y tecnológico en materia ambiental es uno de los cometidos de la Profepa.

    Al poner en marcha la segunda cátedra “Valoración y conservación de Recursos Naturales”, Guillermo Haro explicó que el objetivo en este tipo de acciones es acercar a los alumnos a la problemática ambiental que se enfrenta en el país.

    En un comunicado dio a conocer que la Profepa tiene a su cargo la vigilancia directa de nueve leyes, 18 reglamentos y más de 100 normas oficiales mexicanas en distintos aspectos ambientales con lo cual contribuye en la protección del capital natural del país.

    Las acciones de la dependencia se ven reflejadas en el trabajo de vigilancia que lleva a cabo en 11 mil 200 kilómetros de litorales costeros en 167 municipios de 17 estados.

    Así como en 108 zonas críticas forestales; en 181 áreas naturales protegidas y en 142 humedales de importancia internacional reconocidos por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas (Ramsar).

    El funcionario resaltó que otra de las funciones del organismo a su cargo es verificar el cumplimiento de los términos y condiciones bajo los que se otorgan concesiones, licencias, autorizaciones y permisos que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

    En ese sentido, indicó que tienen encomendada la tarea de vigilar a casi 200 mil fuentes industriales potencialmente contaminantes en todo el país, que incluyen más de 1 mil 200 minas.

    Además de más de 12 mil Unidades de Manejo Ambiental que ocupan cerca del 19 por ciento del territorio nacional, es decir 38.1 millones de hectáreas; mil 096 embarcaciones de la flota camaronera; y casi 11 mil aserraderos, entre otras actividades económicas.

    También cada año, verifica más de 100 mil movimientos transfronterizos de mercancías reguladas ambientalmente en 67 aduanas marítimas, aeroportuarias, ferroviarias y carreteras ubicadas en 26 estados de la Republica, así como movimientos de residuos peligrosos en toda la red carretera de la nación.

    Haro Bélchez refirió que el acercamiento con la academia servirá para el análisis, evaluación, prevención y resolución de problemas ambientales.

    “Sus alumnos podrán desarrollar prácticas profesionales y trabajos de investigación, y podrán vincularse directamente con actores productivos y autoridades ambientales de todos los niveles, viviendo de primera mano los problemas cotidianos que enfrenta la autoridad ambiental federal”, dijo.

    Señaló que comparten intereses por lograr un mejor desempeño ambiental en las actividades productivas, el cual está asociado a la eficiencia y la productividad de los negocios.

    “Este proyecto que iniciamos con el Tec de Monterrey, hace poco más de un año, se verá recompensado con resultados muy positivos para nuestro país, en donde el principal recurso son sin duda los jóvenes como ustedes”, concluyó.
    r3