¿Es acertado el estilo que aplica FIFA para otorgar sedes? | Digitall Post : Digitall Post
Deportes 48-equipos afectan ampliar competencias diversidad gianni-infantino jugadores mundial organizadores peo-guardiola propuesta protesta

¿Es acertado el estilo que aplica FIFA para otorgar sedes?

¿Es acertado el estilo que aplica FIFA para otorgar sedes?

BRASIL,-  Grandes son los problemas que depara el futuro en el seno de la FIFA, siguen abiertos los procesos judiciales sobre posibles corruptelas en el proceso de adjudicación de las Copas del Mundo, la violación a los derechos humanos, por las condiciones que sufren los trabajadores de Qatar 2022.

Brasil, por ejemplo todavía no define que hacer con los relucientes -pero inútiles- estadios construídos para el Mundial 2014 y pese a ello, la FIFA sigue acariciando el sueño de ampliar el número de participantes en cada certámen e incrementar el interés del espectáculo más seguido del planeta.

Durante los días 9 y 10 de enero se reunirán para discutir un mundial con 48 selecciones a partir de 2026, así como estudiar eliminar los empates en fases de grupo, evitar amaños que dejen fuera de las eliminatorias a terceros equipos en la última ronda de la primera fase; los duelos que al cabo de 90 minutos terminan igualados, se resolverán en tandas de penales.

En semejante escenario hipotético, los beneficios económicos para la FIFA aumentarían un 20%, hasta los 6.000 millones de euros, según un estudio de la propia organización: aunque los costes organizativos crecerían en 260 millones, los dividendos crecerían en más de 600 millones.

Infantino deslizó el pasado mes de febrero, durante su campaña electoral, la posibilidad de ampliar el Mundial a 40 equipos. Posteriormente multiplicó la ampliación hasta 48 equipos, con un cambio de sistema: habría una primera ronda de ‘playoff’a un solo partido en la que se eliminarían 16 equipos. Hace un mes, sin embargo, la entidad presentó otro formato de competición, con 16 grupos de tres equipos cada uno.

Pep Guardiola también ha criticado abiertamente los planes de la FIFA. “Están hablando ahora de un Mundial de 48 equipos. Vamos a matar a los jugadores», declaró hace algunos días. «Buscamos calidad y nos olvidamos de la cantidad, de manera que los futbolistas no descansan, tiene mucha presión. Hay más competiciones, más partidos […] Aceptaremos la decisión. La FIFA decidirá, aceptaremos, y si no estamos contentos nos tendremos que ir a casa. Cada vez hay más presión, y afecta a la calidad. Los jugadores tienen que respirar, descansar, disfrutar, Tenemos que proteger a los jugadores y no lo hacemos. Les estamos pidiendo demasiado, desde mi punto de vista”.

La incorporación de más selecciones, si se aprobase la propuesta, alargaría el certamen significativamente (duraría cinco semanas). La Copa del Mundo, como se ha dicho, pasaría a tener 16 grupos de tres selecciones, de las cuales accederían las dos primeras a dieciseisavos de final (en lugar de a octavos, como solía ser hasta ahora). Habría, por tanto, una ronda más; en total se jugarían 80 partidos en lugar de los 64 actuales.

Las demoledoras conclusiones del informe McLaren sobre el dopaje en Rusia también han afectado a la FIFA, con federaciones europeas cuestionando la idoneidad del país organizador por su escaso compromiso con un deporte limpio. “El deporte ruso carece de los mínimos requisitos de credibilidad para organizar grandes eventos deportivos”, afirmó este mes Damian Collins, subsecretario de Deportes británico, que reclamó un cambio de sede tras conocerse el contenido de la esperada segunda parte del citado informe.

Cabe recordar que las Justicias estadounidense y suiza investigan todavía la presunta corrupción de su proceso de adjudicación (conocido como el ‘caso FIFAgate’).

Más de mil atletas dopados fueron encubiertos por las autoridades rusas entre 2011 y 2015, según el informe McLaren; entre ellos futbolistas. “La FIFA debe observar con atención la organización de los Mundiales”, argumentó Collins: “¿Cómo podrá Rusia garantizarle al mundo que contará con los mínimos requisitos de credibilidad para realizar controles antidoping?” La reacción rusa no se hizo esperar, pese a su pésima reputación. “No tenemos tolerancia con el dopaje”, le respondió el director ejecutivo del Mundial de 2018 y de la Copa Confederaciones 2017, Alexey Sorokin, que prometió compromiso de las autoridades con el deporte limpio.

r3