Columna - Desde los once pasos: México, tiempo de ganar, ya no de creer : Digitall Post
DigitAllPost 2018©
Todos los derechos reservados

Contacto

 

Por JM Ampudia

¡Victoria, victoria contra el campeón del Mundo! La Selección Mexicana vence, contra todo pronóstico, a la potencia germana en tierras europeas. Un gran primer tiempo que sorprendió a la maquina teutona y un segundo en donde se pararon bien atrás y tuvieron la oportunidad para finiquitarlo desde antes, terminando los 90 minutos por doblar a la potencia de la mancha alemana y cimbrar a un país mexicano que simplemente no creía en sus seleccionados.

Un día antes del primer partido del tricolor, en este espacio se invitó a creer, a creer en algo aunque no entendiéramos porque. Y México ganó con autoridad, no con un juego perfecto pero sí con la autoridad para haberle dicho a uno de las mejores selecciones del mundo e histórica en este deporte: Hoy no. Hoy la historia se escribirá con otras letras. Esta clamor sorprendería a propios y extraños con un juego competitivo, peleado en media cancha y cuidadosamente estudiado.

¿Qué sigue para la selección mexicana? Ganar, solo existe hoy esa palabra: ganarle con autoridad a los Coreanos, fundamentar la posición que lograron saliendo vencedores el domingo pasado 17 de junio, pero sin caer en el triunfalismo, solo confiando en el trabajo en equipo y en las cualidades y fortalezas de esta selección.

Corea del Sur es un equipo rápido, físicamente fuerte, lejos está del Corea que México enfrentó y venció 3-1 en Francia 1998. Al inicio del juego el equipo asiático no saldrá a buscar a la selección nacional, el escenario será muy diferente que contra la selección germana. Corea se parará en media cancha, tratará de trabar al tricolor en esa zona y buscará alguna oportunidad a balón parado con Kim Shin-wook, delantero de 1.98 de altura y que le pudiera hacer daño por aire a la zona defensiva mexicana. Sin embargo, el país asiático tiene fuertes problemas para marcar gol, en sus últimos 4 partidos, 3 antes de encarar el mundial, tan solo ha metido 1 gol. México, por su parte, tiene las armas suficientes para contrarrestar cualquier planteamiento surcoreano, vencerlos en media cancha manejando bien el balón por tierra y hacerles daño adelante.

México tiene que ganar el partido de mañana; a diferencia del domingo pasado, este es el partido obligado. Corea, aunque no quiera buscar al país azteca, tendrá que hacerlo en la segunda parte, ya que sabe que de no sacar puntos, estará prácticamente eliminado y esperando cerrar su participación mundialista contra la selección Alemana.

Ya no es tiempo de creer en nuestra selección, ese tiempo ya pasó, los que lo hicimos lo hicimos y los que no, ojalá se quedaran con el mensaje que nos dio la selección mexicana el 17 de junio.

Cuando todo está en contra, cuando la noche es más oscura que nunca, lucha, muerde más que el rival y suda sangre; porque al final verás el resultado. Si caes, caerás cómo héroe, si ganas, forjarás tu leyenda.

 

Columnas anteriores:
Columna – Desde los once pasos: Rumbo al fatalismo
Columna ¿Puede México llegar al quinto partido? Parte II: El pronóstico