Cinco errores que cometes en la cena y sabotean tu dieta : Digitall Post
Mujer alimentacion cena dieta fitness healthy mujer saludable

Cinco errores que cometes en la cena y sabotean tu dieta

Carla Peñafiel

Por: Carla Peñafiel

hace 7 meses

Cinco errores que cometes en la cena y sabotean tu dieta

*Si  llevas varios días en cierto régimen de dieta y no ves los resultados, posiblemente estás cometiendo algunos de estos errores a la hora de la cena.

Es común que las tardes sean las más difíciles de sobrellevar y muchas veces la atareada vida, la falta de organización o incluso el saltarte alguna comida o colación te hacen caer en estos errores.

Comer rápido

Luego del trabajo, la escuela o la rutina diaria es muy probable que llegues a casa hambriento y con la intención de devorar la cena a toda velocidad.

El problema de comer rápido, en cualquier hora del día, es que no le damos chance al cerebro de percatarse de que estamos comiendo.

Este proceso a nivel neuronal puede tardar entre 15 y 20 minutos, es por eso que si te sientas a comer como en competencia es probable que comas demasiado en muy poco tiempo.

Para evitar estos atracones procura tener siempre sopa de verduras lista para comer, así, podrás comenzar con ésta la cena, y después puedes complementar con proteína magra: pechuga de pavo, queso, pollo o atún, por ejemplo.

Abusar de los “carbos”

Es muy común sobrepasar la porción de carbohidratos durante las noches, pues debido a la baja de insulina por la hora del día el cuerpo genera una reacción ansiosa, ¿te ha pasado?

Es durante la cena cuando “nos dejamos vencer” y le entramos más a los carbohidratos.

El problema del consumo elevado de carbohidratos por la noche es que estamos por ir a dormir, y no utilizaremos esta energía (calorías), por lo que ésta tiende a almacenarse como grasa en nuestro organismo.

¡Ojo!, no quiere decir que debes eliminar los carbohidratos de la cena, sino que debes aprender a elegir alimentos más adecuados para la hora.

Es decir, en lugar de comerte un plato de pasta o arroz, cámbialos por una ensalada, o verduras cocidas, como espárragos, chayote, zanahoria o la infalible sopa de verduras.

Cenar muy tarde

Como ya lo mencionamos en el punto de los carbohidratos, tanto el sobrepasar la cantidad como el comer muy tarde harán que el cuerpo almacene esas calorías consumidas en forma de grasa.

Lo anterior, debido a que nuestro organismo se prepara para el descanso y no consumirá las calorías que le estamos dando.

En este sentido, es recomendable que cenes mínimo hora y media antes de dormir, que la cena sea ligera.

Procura no irte a la cama enseguida de la cena; prepara tu “outfit” del día siguiente, o deja parte de tu almuerzo listo.

Mantenerte activa ayudará a que tu organismo realice la digestión y la hora de dormir no sea “pesada”.

Cenar sólo frutas

Las frutas son alimentos saludables, siempre y cuando las consumas en la hora adecuada.

Hay gente que piensa que cenar sólo fruta les ayudará a bajar de peso, sin embargo, las frutas también son carbohidratos y caeremos en el mismo error de almacenar la fructuosa = azúcar.

Por eso, siempre es recomendable comer frutas en el desayuno, almuerzo o como colación durante el día.

No pasa nada si un día decides cenar una fruta, sólo procura que esto no sea de diario, recuerda que no hay nada mejor que una cena balanceada y ligera.

Pedir cena a domicilio

Muchas personas recurren a los servicios a domicilio para evitarse la fatiga de preparar la cena, por el tiempo o por la ansiedad de llegar a comer “lo que sea”.

Sin embargo, estos no son la mejor solución, pues a la larga, el consumo de alimentos procesados por su preparación a granel, además de sabotear tu dieta te traerán problemas de salud.

Si lo que buscas es llegar a casa a cenar, procura siempre tener verduras picadas, desinfectadas y cocidas, junto con porciones de proteína como pechuga de pollo, atún, salmón.

Esto ayudará a ganar tiempo a la hora de la cena y estarás consumiendo alimentos más saludables, naturales y más frescos.

Ahora ya lo sabes, solo se tata de enfocarnos y poner más atención en lo que comemos, verás que es fácil lograr el buen hábito de la cena ligera y saludable.

Imagen: Especial