Los momentos clave del Chapo Guzmán | Digitall Post : Digitall Post
Destacado

Los momentos clave del Chapo Guzmán

Los momentos clave del Chapo Guzmán

Tras la recaptura de Joaquín Guzmán Loera se hace indispensable ampliar las investigaciones en torno a este personaje que se había convertido en un dolor de cabeza para el Ejecutivo, aún cuando está en poder de las autoridades se debe continuar el proceso y determinar su condición, pero en tanto sucede hemos de consignar fechas claves en la persecución de este personaje.

 

Junio 10, 1993: Las autoridades mexicanas anuncian la primera captura de Guzmán en Guatemala.

1995: Guzmán es declarado culpable y sentenciado a 20 años en la cárcel.

Enero 19, 2001: Guzmán escapa de una de las dos prisiones de máxima seguridad de México, escondido presuntamente en un carro de lavandería.

2012: La policía federal mexicana casi recaptura a Guzmán en una mansión costera en Los Cabos, México, un día después de que la secretaria de estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, se reunió con decenas de otros ministros del Exterior en la misma ciudad turística.

Feb. 22, 2014: La Armada mexicana captura a Guzmán en un condominio en Mazatlán, luego de eludirlos por varios días a través de túneles en Culiacán, también del estado de Sinaloa.

Julio 11, 2015: Guzmán escapa de la prisión de máxima seguridad del país en el Estado de México a través de un túnel de 1,5 kilómetros (una milla) de largo.

Enero 8, 2016: La Armada de México captura a Guzmán en una operación en Los Mochis, Sinaloa.

¿Un CEO de las drogas?

El Chapo, que se ha escapó dos veces de las cárceles de máxima seguridad en México, tiene una amplia capacidad para hacer negocios y tejer alianzas, al grado que podría ser comparado como un director general de una empresa multinacional que maneja abogados en vez de sicarios, como lo hace su organización criminal, según el periodista británico-estadounidense Malcolm Beith.

Beith, quien ha trabajado en medios como Newsweek, Foreign Policy y The News, publicó en septiembre de 2010 su libro The Last Narco: Hunting ‘El Chapo’, The World’s Most Wanted Drug Lord (El último narco: cazando a ‘El Chapo’, el capo más buscado del mundo), en el que hizo un recuento de las actividades ilegales de Joaquín Guzmán y dibujó rasgos de su forma de ser.

«Quise hacer un perfil de ‘El Chapo’, plasmar un poco de su personalidad… es un hombre muy inteligente, muy calculador, que en otro universo podría haber sido el CEO (director general) de una empresa multinacional que usara abogados en vez de sicarios», comentó el autor en entrevista.

Vía telefónica desde Estados Unidos, afirmó entonces que en su investigación obtuvo testimonios de casos de corrupción, que incluyen a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés). «Encontré alegaciones de autoridades mexicanas que dicen que la DEA ayudó a ‘El Chapo’ Guzmán a escapar de la cárcel (en 2001)», comentó.

El exfuncionario que hizo esas declaraciones fue Samuel González Ruiz, extitular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), aunque fuentes de la agencia estadounidense lo negaron. En enero de 2001, ‘El Chapo’ Guzmán, de 53 años, se fugó del penal de Puente Grande, en el estado de Jalisco. En esa ocasión, para salir de la cárcel, contó con la ayuda de un guardia, quien lo escondió en un carro de lavandería.

Dicha fuga ocurrió durante del Gobierno de Vicente Fox, que ocupó la Presidencia mexicana entre 2000 y 2006. Beith asegura que actualmente «el narcotráfico en México está muy desorganizado» y que hay una ruptura y fuertes enfrentamientos entre los cárteles.

Uno de los antiguos aliados de Guzmán, Édgar Valdez Villarreal, ‘La Barbie’, capturado en agosto, atribuyó a ‘El Chapo’ la violencia que aqueja a México desde 2007, cuando el entonces presidente, Felipe Calderón, inició una estrategia de seguridad para combatir el narcotráfico. Los cabecillas de los cárteles, aseguró ‘La Barbie’, hicieron un pacto de no agresión, pero ‘El Chapo’ lo rompió.

Gracias a entrevistas con policías municipales, funcionarios y miembros del crimen organizado del más bajo perfil, el periodista confirmó una percepción común entre académicos, analistas y ciudadanos: que en México la corrupción permitía el tráfico de droga y que el negocio se extienda a otros países.

¿Qué más descubrió Beith en dos años de investigación?

«‘El Chapo’ es un hombre muy inteligente», dice el autor. En 1993, cuando fue detenido, y en 2001, cuando escapó de prisión, era un capo más, pero hoy es «el narcotraficante más poderoso de México», consideró. También sostuvo que los narcotraficantes mexicanos han logrado extenderse fuera del país gracias a contactos de varias nacionalidades en Estados Unidos u otras naciones.

Como corresponsal extranjero, consideró que México y Colombia no han vivido escenarios similares en el fenómeno del narcotráfico.

«Creo que es equivocado comparar a México con Colombia. ‘El Chapo’, Ismael ‘El Mayo’ Zambada son hombres de negocios, no quieren tomar el poder; mientras que Pablo Escobar (fallecido jefe del cártel de Medellín en la década de 1980) quería tener influencia en la política», agrega.

Beith dijo amar su vida y disfrutar hacer reportajes sobre la liberación de tortugas por niños en las escuelas, pero en México un día se dio cuenta de que tenía que escribir acerca del narcotráfico. Ahí se dedicó a investigar sobre ‘El Chapo’ e incluso visitó Badiraguato, el municipio de Sinaloa donde nacieron Guzmán y otros capos como El Mayo Zambada y los hermanos Beltrán Leyva.

En Badiraguato platicó con narcotraficantes pequeños que dijeron trabajar para ‘El Chapo’. No son gente violenta, se ven como gente «normal», comenta.

¿Sintió amenazada su vida?

«No amenazas, pero una vez en Tamaulipas, algunos policías me encañonaron. No me arriesgo, soy muy cuidadoso», afirmó Beith.

¿Suenan a amenaza?

Luego de que el presidente Enrique Peña Nieto anunciara la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, Iván Archivaldo Guzmán, hijo del narcotraficante lanzó un par de mensajes en su cuenta de Twitter mostrando su enojo.

El usuario @lvanArchivaIdo, quien se identifica como hijo de Guzmán Loera y Alejandrina María Salazar Hernández, publicó un mensaje insultando al mandatario mexicano y una hora después  lanzó un segundo tuit en el que amenaza “No saben ni lo que hicieron ni en que broncas se metieron”.

Igualmente, el usuario @_AlfredoGuzman_ identificado como Alfredo Guzmán, hijo del capo, asegura que el Gobierno sabrá de los Guzmán muy pronto.