Caza ilegal: esta bestia mató a más de mil jaguares en dos décadas : Digitall Post
Planeta brasil caza-ilegal jaguares

Caza ilegal: esta bestia mató a más de mil jaguares en dos décadas

Carla Peñafiel

Por: Carla Peñafiel

hace 3 años

Caza ilegal: esta bestia mató a más de mil jaguares en dos décadas

Imagen: @@MPF_AC

  • Los cazadores guardaban las pieles y la carne de sus presas, además utilizaban perros como carnada

La caza ilegal ha cobrado la vida de miles de especies en el mundo; grupos criminales como el que les presentaremos tendrán que pagar por su maldad.

Un grupo ilegal de cazadores fue capturado en la zona amazónica de Brasil. El grupo criminal habría matado a más de mil jaguares y otras especies.

Se sabe que estos cazadores ilegales han operado por más de 20 años en la zona. Entre las especies que han matado se encuentran principalmente jaguares, capibaras, pecaríes, venados y ciervos.

Te puede interesar: Refinería de Dos Bocas acabará con 119 especies de animales

Caza ilegal en Brasil

De acuerdo con las investigaciones, se sabe que son al menos siete hombres los que forman esta organización de matanza de animales.

Las autoridades encargadas del caso calculan que el cazador que más tiempo ha permanecido en la zona, lo hace desde 1997. Este sujeto, habría matado a más de mil jaguares. Y luego se preguntan, por qué esta especie hoy se encuentra en la Lista Roja de la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza. ¡Qué impotencia!


Cazadores acechados

Los cazadores fueron acechados luego de un operativo que duró poco más de tres meses, durante este tiempo fueron vigilados por judiciales, quienes también interceptaron las conversaciones de la macabra organización.

Se sabe que utilizaban perros como carnada para atraer a sus presas y en el periodo de investigación hicieron por lo menos 11 salidas para cazar.

Sus últimas víctimas fueron ocho jaguares, 13 capibaras, 10 pecaríes de collar y dos ciervos.

La caza es un delito

Según medios locales, entre los detenidos hay un médico, un dentista, servidores públicos y otras personas que no dependen de la caza para vivir. De manera inhumana los sujetos guardaban las pieles y la carne de sus presas.

Pero la caza ilegal no es el único delito por el que tendrán que responder; se sabe que estos hombres pertenecen a una organización criminal armada, por lo que serán acreedores a multas e incluso llegarán a prisión.