Simone Biles: ¿por qué su retiro de pruebas en Tokio es tan importante? : Digitall Post
Deportes gimnasia salud mental Simone Biles tokio 2020

¿Qué pasó con Simone Biles y por qué su retiro de pruebas en Tokio 2020 es tan importante?

Angélica Ferrer

Por: Angélica Ferrer

hace 3 meses

¿Qué pasó con Simone Biles y por qué su retiro de pruebas en Tokio 2020 es tan importante?

Imagen: AFP

  • La gimnasta estadounidense dejó las competencias en equipo e individuales.
  • Aún está en duda el resto de sus participaciones en la justa olímpica de Tokio 2020.
  • Esto es lo que ocurre y lo que representa para el deporte.

Simone Biles es una de las mejores atletas del mundo y forma parte de la delegación estadounidense en Tokio 2020. Experta en gimnasia, a sus 24 años tiene cuatro medallas de oro y una de bronce, obtenidas en Río 2016, y triunfos a nivel local y mundial.

Sin embargo, esta semana se retiró de las pruebas en equipo y del all-around femenil individual; aún está en duda el resto de su participación en la justa olímpica.

Este es un hecho inaudito en los Juegos Olímpicos, pero pone en «el radar» un tema que debe importar en esta competencia y a nivel social: el cuidado de la salud mental.

Simone Biles dice «basta»

Simone Biles abandonó la competencia por equipos en gimnasia durante Tokio 2020. Antes de dejar la prueba, realizó salto de caballo, consiguiendo una calificación de 13.766, la más baja de su grupo.

Estados Unidos obtuvo la medalla de plata, mientras que las rusas, quienes compiten con el nombre Russian Olympic Committee (ROC), es decir, el Comité Olímpico Ruso, se llevaron el oro.

Al principio se anunció que se había lesionado. Posteriormente, Biles dio una conferencia de prensa donde explicó que se retiró para priorizar su salud mental.

«Desde que entro al tapiz, estoy sola con mi cabeza, tratando con demonios en mi cabeza (…) Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud y mi bienestar», aseguró.

La gimnasta agregó que no se siente bien cuando está en las pruebas.

«Simplemente no confío en mí tanto como antes. No sé si es la edad. Siento como si no me divirtiera tanto», puntualizó.

Es la primera vez que hace pública esta postura. No obstante, durante el fin de semana y después de las calificaciones para seguir en la justa olímpica, publicó en Instagram un mensaje que dejó ver su sentir.

«Tengo a veces la impresión de llevar el peso del mundo sobre mis hombros (…). Sé que debo desconectar y hacer como que la presión no me afecta, pero es duro a veces… los Juegos Olímpicos no son una broma», escribió.

 

El apoyo

Si bien Simone Biles es considerada la «estrella» en Tokio 2020, tanto los organizadores de los Juegos Olímpicos como su propia delegación han dejado claro que apoyan su decisión.

«Después de una evaluación médica adicional, Simone Biles se ha retirado de su primera competencia final individual. Apoyamos incondicionalmente la decisión de Simone y aplaudimos su valentía al priorizar su bienestar. Su coraje muestra, una vez más, por qué es un modelo a seguir para tantos», informó el equipo de gimnasia de Estados Unidos en su cuenta de Twitter.

Mientras tanto, la cuenta oficial de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 publicó un mensaje directo para la gimnasta: «Estamos contigo, Simone», con un emoji de corazón de color blanco.

La directora ejecutiva del Comité Olímpico y Paralímpico estadounidense, Sarah Hirshland, también comentó sobre el tema.

«Simone, nos has hecho sentir tan orgullosas. Orgullosa de quién eres como persona, compañera de equipo y atleta. Aplaudimos tu decisión de priorizar el bienestar mental por encima de todo lo demás. Te ofrecemos todo el apoyo y los recursos de nuestra comunidad mientras realizas el ‘viaje’ que tienes por delante.», indicó en la misma red social.

Las y los atletas animan a Biles en Tokio

Tras la polémica generada en redes sociales por la salida de Simone Biles de las pruebas en Tokio 2020, atletas y exdeportistas apoyaron a la gimnasta.

«Los Juegos son algo que pueden abrumarte, hay mucha emoción en juego, podría hablarte de esto durante horas (…). Espero que lo que pasa (con Biles) permita a la gente abrir los ojos. Nadie es perfecto, está bien a veces no sentirse bien», declaró Michael Phelps, el máximo ganador de preseas en Olímpicos, en entrevista para NBC.

Mientras tanto, la leyenda de la gimnasia, Nadia Comaneci, comentó para CNN que, entre más medallas ganas, tienes más presión.

«Hay mucha presión porque quieres hacer lo mejor que puedas. Pero es importante recordar que quieres hacer lo mejor para ti misma y no para los demás que esperan algo más allá de lo que puedes entregar», dijo.

«Solo un recordatorio amistoso: los atletas olímpicos son humanos y están haciendo lo mejor que pueden», tuiteó la exgimnasta estadounidense Aly Raisman. Ella ganó la presea dorada en Río 2016, en la modalidad por equipos, y la de plata en pruebas individuales.

Tanto Raisman como Biles fueron abusadas sexualmente por el exmédico de la Federación Estadounidense de gimnasia, Larry Nassar, quien fue condenado en 2018 a cadena perpetua por agresión sexual a menores y pornografía infantil.

Otros que también brindaron ánimo a la gimnasta estadounidense fueron el alero de los Minnesota Timberwolves de la NBA, Karl Anthony Towns, la experta en esquí Mikaela Shiffrin y el boxeador Manny Pacquiao.

La salud mental en el deporte

No es la primera vez que un deportista deja una competencia o se aleja de «los reflectores» por cuestiones de salud mental. Recordemos a la tenista Naomi Osaka.

En junio de este año se negó a hablar con la prensa por el torneo de Roland Garros debido a que prefería «preservar su salud mental». La deportista declaró que ha vivido largos periodos de depresión desde 2018.

De acuerdo con AFP, otros de los atletas que han tenido padecimientos mentales son Michael Phelps, quien sufría periodos depresivos graves tras cada justa olímpica, es decir, de 2000 a 2016, y Andrés Iniesta, quien formó parte del equipo de futbol Barcelona.

Esto ocurrió tras ganar la segunda Liga de Campeones en 2009 y coincidiendo con la muerte por un infarto de su amigo del Espanyol Dani Jarque, al que luego dedicaría un gol en la final del Mundial de 2010.

«Cuando conocí la noticia tuve la impresión de recibir un puñetazo, un golpe muy potente que me dejó KO y que me hizo caer muy abajo. No estaba nada bien», explicó el excapitán del Barça en un documental sobre él, titulado el «Andrés Iniesta, el héroe inesperado».

Conoce más historias en Digitallpost y Coolture.
Síguenos en FacebookTwitter e Instagram.